• NOTICIAS

Obama debe seguir el ejemplo de la ONU y levantar el embargo a Cuba

Barack Obama debe seguir el ejemplo de la Asamblea General de ONU y tomar todas las medidas necesarias para poner fin al embargo económico estadounidense a Cuba, manifestó Amnistía Internacional el jueves, 29 de octubre de 2009, tras haber condenado este órgano de la ONU las sanciones impuestas por Estados Unidos a la isla.

Amnistía Internacional afirmó que creía que el embargo estaba afectando en particular al acceso de la población cubana a medicinas y tecnologías médicas, con el consiguiente riesgo para la vida de las personas.

En una votación sin precedentes, 187 países dijeron que Estados Unidos debía poner fin al embargo que mantiene sobre Cuba.

Votaron en contra de la resolución, Estados Unidos, Israel y Palaos; y se abstuvieron los Estados Federados de Micronesia y las Islas Marshall.

Es el décimo octavo año consecutivo que la ONU aprueba tal resolución y el primero que lo hace con la administración del presidente Obama.

“El embargo de Estados Unidos a Cuba pone en peligro la vida de millones de personas, al impedirles el acceso a medicinas y tecnologías médicas esenciales –manifestó Kerrie Howard, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para América–. Estas sanciones son inmorales y deben levantarse inmediatamente.”

Debido al embargo estadounidense, Cuba sufre graves restricciones a la hora de importar medicinas y material y tecnología médicos de Estados Unidos o de cualquier empresa estadounidense con sede en el extranjero. Asimismo, las sanciones limitan también otras importaciones a la isla y restringen los viajes y las transferencias de dinero.

Según datos de la ONU, la imposibilidad de importar productos alimentarios para su consumo en escuelas, hospitales y centros de día contribuye a mantener en Cuba una alta prevalencia de anemia por déficit de hierro. UNICEF ha informado de que, en 2007, el 37,5 por ciento de los niños y niñas menores de tres años de Cuba tenían anemia.

La salud de la población infantil se ha visto también amenazada por la decisión de proveedores estadounidenses de material médico de no atender un pedido de tres millones de jeringuillas desechables que había hecho en 2007 la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización, de UNICEF, al saber que iban destinadas a la aplicación de un programa en Cuba.