Turquía: Libertad para los defensores y defensoras de los derechos humanos

  • Campañas

¿QUIÉN ES TANER KILIÇ Y POR QUÉ HA SIDO ENCARCELADO EN TURQUÍA?

Nuestro amigo y compañero Taner Kılıç, presidente de Amnistía en Turquía, fue detenido en junio de 2017.

Desde entonces permanece encarcelado.

Actualmente está siendo juzgado por “pertenencia a una organización terrorista armada”. Si es declarado culpable, podría ser condenado a cumplir hasta 15 años de prisión. Y, sin embargo, no ha hecho nada malo.

Entonces, ¿por qué le ha ocurrido esto?

A las seis y media de la mañana del 6 de junio, la policía llegó al domicilio de Taner en Esmirna y se lo llevó apresuradamente a una comisaría. Tres días después se le acusó de “pertenencia a la Organización Terrorista Fethullah Gülen” y se ordenó su reclusión en la prisión de Şakran.

En la primera vista de la causa, que tuvo lugar el 26 de octubre, el tribunal de Esmirna en el que Taner iba a ser enjuiciado aceptó la solicitud del tribunal de Estambul de añadirlo al procesamiento de otros diez defensores y defensoras de los derechos humanos (los 10 de Estambul). Estas personas habían sido detenidas en julio cuando asistían, como era habitual, a un taller, y se enfrentan a los mismos cargos infundados. Las autoridades sostienen que Taner sabía que se iba a celebrar esa reunión supuestamente secreta y subversiva.

Exige justicia por los defensores y defensoras de los derechos humanos en Turquía

Dedican su vida a defender los derechos de otras personas. Ahora nos necesitan.

Tendría que haber sido un día normal para İdil Eser, directora de Amnistía Internacional Turquía. El 5 de julio de 2017, participaba en una reunión con compañeros y compañeras en Estambul cuando la policía irrumpió en el edificio y los detuvo.

Tras más de tres meses bajo custodia y de un clamor mundial pidiendo la liberación de los 10 de Estambul, fueron puestos en libertad bajo fianza, pero su juicio continúa. Y Taner Kılıç continúa en prisión.

Todavía se enfrentan a penas de hasta 15 años de cárcel, acusados de “pertenencia a una organización terrorista”. Turquía quiere castigar a estas personas, al igual que a cientos de periodistas, para promover así la propaganda de que los defensores y defensoras de los derechos humanos son de alguna manera peligrosos y hay que pararlos. Esta acusación es ridícula. Defender los derechos humanos no es ningún delito.

Los 10 de Estambul son amigos y colegas nuestros. Han dedicado su vida a proteger pacíficamente los derechos humanos de otras personas en Turquía y en otras partes. Criminalizar la defensa de los derechos humanos hace que cualquier persona esté expuesta a sufrir la represión desmedida que está ejerciendo el gobierno.

No pararemos hasta que TODAS ESTAS PERSONAS estén libres. Únete a nuestro llamamiento para pedir que se retiren los cargos contra los defensores y defensoras de los derechos humanos y para que Turquía sepa que el mundo está observando.

Taner Kılıç y su hija. Taner Kılıç y su hija.
© Particular

¿De qué se le acusa a Taner?

Desde sangriento intento de golpe de Estado del verano de 2016, del que las autoridades de Turquía culpan a Fethullah Gülen, se ha extendido en el país una campaña masiva de represión dirigida contra opositores al gobierno, tanto reales como pretendidos. Una de las acusaciones más habituales contra miles de personas es la descarga y uso de una aplicación poco conocida de mensajería segura llamada ByLock.

Las autoridades afirman que ByLock se descargó en el teléfono de Taner en 2014 y, por este motivo, han intentado vincularlo con el movimiento Gülen.

Taner Kılıç niega estas acusaciones. No sólo no descargó ni utilizó ByLock, sino que ni siquiera conocía esta aplicación antes del intento de golpe de Estado. Dos análisis periciales independientes de su teléfono, encargados por Amnistía Internacional, revelan que no hay rastro en él de que se haya descargado alguna vez ByLock. La fiscalía no ha presentado pruebas creíbles.

También está acusado de tener una cuenta en Bank Asya “incompatible con sus intereses financieros personales”, dando a entender que ingresaba dinero en ella para apoyar al banco vinculado a Gülen, lo cual demostraría a su vez la pertenencia a la organización.

Taner tenía, en efecto, una cuenta en Bank Asya, al igual que miles de personas más en Turquía. La utilizaba para domiciliar el pago del colegio de su hija. Es evidente que de la apertura de una cuenta en un banco no se puede deducir que se pertenezca a una “organización terrorista armada”, y menos aún que se simpatice con sus supuestos fines delictivos.

Bengisu, hija de Taner

© Amnesty International
Salil Shetty
Defender los derechos humanos no es ningún delito.
Taner Kılıç y su familia. Taner Kılıç y su familia.
© Particular

¿Por qué se ha encarcelado realmente a Taner?

Estas investigaciones constituyen los intentos más recientes de silenciar las voces críticas en Turquía.

Desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, aproximadamente 150.000 personas tienen abiertas investigaciones penales.

Durante el último año se han cerrado al menos 180 medios de comunicación, y se calcula que 2.500 periodistas y trabajadores de medios de comunicación han perdido su empleo. Más de 140 periodistas y trabajadores de medios de comunicación están en prisión en espera de juicio.

Disentir se ha convertido en una actividad peligrosa en Turquía, y ahora incluso se ataca a los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Taner y los 10 de Estambul han dedicado su vida a defender los derechos de otras personas. Ninguno de ellos ha hecho nada malo. Turquía los ha encarcelado, como ha encarcelado a cientos de periodistas y otras personas, y con ello alimenta la propaganda de que los defensores y defensoras de los derechos humanos son de alguna manera peligrosos y hay que pararlos. Esto es ridículo y, simplemente, no es cierto.

¿Qué puedo hacer?

Escribe a Turquía y pide que pongan en libertad a los defensores y defensoras de los derechos humanos

Actuar

Exige justicia para los defensores y defensoras de los derechos humanos en Turquía

Varias semanas después de la detención de Taner, las autoridades turcas arrestaron también a la directora de Amnistía en Turquía, İdil Eser, y 9 defensores y defensoras de los derechos humanos que asistían a un taller de derechos humanos el 5 de julio. Han sido infundadamente acusados de “cometer un delito en nombre de una organización terrorista sin pertenecer a ella”.

Tras más de tres meses bajo custodia, y de un clamor mundial pidiendo su liberación, los 10 de Estambul fueron puestos en libertad bajo fianza, pero su juicio continúa. Y Taner Kılıç sigue en prisión.

El gobierno de Turquía está abusando de su poder, haciendo deliberadamente del país un lugar peligroso para quienes defienden los derechos humanos.

No existe nada que explique que estas valientes personas activistas estén siendo juzgadas, salvo su creencia en los derechos humanos. Mientras ellas se defienden contra las infundadas acusaciones, realizaremos marchas en su favor. Mientras estén amordazadas, alzaremos la voz en su nombre.

Milena Buyum, responsable de campañas de Amnistía Internacional
Han dedicado sus vidas a luchar por nuestros derechos. Es hora de que defendamos los suyos.

Realizaremos marchas hasta que se retiren todos los cargos y nuestros compañeros y compañeras queden libres

Estas investigaciones constituyen un intento más de silenciar las voces críticas en Turquía. Desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, no han parado de abrirse investigaciones criminales contra, aproximadamente, 150.000 personas.

Durante el último año, al menos 180 medios de comunicación han sido cerrados, y se calcula que 2.500 periodistas y trabajadores de medios de comunicación han perdido su empleo. Hoy en día Turquía encarcela a más periodistas que ningún otro país: más de 140 personas recluidas, entre periodistas y personal de medios de comunicación.

Los 11 hombres y mujeres cuyos casos recogemos aquí han puesto en peligro sus propias vidas para defender a otras personas. Han alzado la voz para defender la libertad, han combatido injusticias y han luchado por la justicia para todas las personas en Turquía. Cada día que pasan recluidos, las personas a las que defienden se encuentran aún más indefensas ante la constante represión de las libertades que ejerce el gobierno.

Cientos de miles de personas de más de 30 países han protestado por su detención. Dejemos claro a las autoridades turcas que no vamos a parar hasta que se encuentren en libertad. Súmate a nuestra acción ya.

Özlem Dalkiran 

 

Özlem Dalkiran es una veterana y destacada activista de derechos humanos. Fue una de las fundadoras de Amnistía Internacional Turquía, de la que fue presidenta.

Me siento orgullosa de formar parte de nuestra comunidad de derechos humanos. Valoro el estado de ánimo al que está dando lugar la campaña nacional e internacional entre nosotros, los detenidos, y entre los defensores y defensoras que están fuera. Nunca me he sentido tan parte de una familia como en este momento. Estoy feliz de que ustedes existan, y de que todos nosotros y nosotras existamos
Özlem Dalkiran
İdil Eser

İdil Eser

 

İdil Eser es directora de Amnistía Internacional Turquía y ha ocupado varios cargos en organizaciones no gubernamentales, como la Asamblea de Ciudadanos de Helsinki y Médicos sin Fronteras.

La razón por la que quería hacer este trabajo es que conocía, por ejemplos históricos, la suerte que corren los países en los que no se respetan los derechos, además de que creo en la importancia de trabajar por los derechos. A decir verdad, trabajaba para impedir que nadie tenga que pasar por el absurdo legal por el que yo estoy pasando.
İdil Eser

Taner Kiliç

 

Taner Kiliç es miembro de la junta directiva de Amnistía Internacional Turquía desde 2002 y su presidente desde 2014. Durante sus decenios de trabajo para organizaciones de derechos humanos en Turquía ha demostrado sistemáticamente su inquebrantable compromiso con esta causa.

İlknur Üstün

İlknur Üstün

 

İlknur Üstün es directora de Ankara KADER (asociación de mujeres), coordinadora en Turquía del Lobby Europeo de Mujeres y coordinadora de la Coalición de Mujeres.

He luchado toda la vida por la igualdad y la libertad de las mujeres, y por la justicia. He seguido adelante, creyendo en las personas que me acompañaban en nuestra lucha y en la justicia de nuestra causa. Una vez más, veo la importancia y la necesidad de esta lucha. No somos pocas, ni insignificantes. Estaré orgullosa de seguir luchando hasta que las mujeres sean libres e iguales, y hasta que logremos justicia para todas las personas.
İlknur Üstün
Günal Kurşun

Günal Kurşun

 

Günal Kurşun es profesor universitario, abogado y activista de Amnistía Internacional Turquía. Fue el primer abogado turco que trabajó en cuestiones relacionadas con la Corte Penal Internacional en Turquía, y hasta hace poco fue profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Başkent (Ankara).

Sólo en Turquía se detiene a los más destacados defensores y defensoras de derechos humanos por cargos absurdos, y se acusa de ser miembros de una ‘organización terrorista armada’ a personas que han dedicado su vida a luchar contra la violencia. Estamos bien, pero necesitamos su ayuda
Günal Kurşun
Veli Acu

Veli Acu

Veli Acu estudia en la actualidad literatura inglesa en la Universidad de Gaziantep, y desde 2009 pertenece a la junta directiva de la Asociación Agenda de Derechos Humanos.

Gracias a esta detención y a las infundadas acusaciones en mi contra, como activista de derechos humanos y trabajador humanitario, me he dado cuenta de lo justa y necesaria que es nuestra lucha. Los derechos humanos pertenecen a todas las personas, sin distinción
Veli Acu
Nalan Erkem

Nalan Erkem

Nalan Erkem es abogada y activista en la lucha por el fin de la tortura y la violencia contra las mujeres. De 2002 a 2004 fue miembro de la junta directiva del Colegio de Abogados de Esmirna.

Me he expuesto a todo tipo de violencia, y toda mi vida he trabajado por los derechos humanos. Ante las violaciones de derechos humanos, creo en la importancia de la solidaridad. Desde que estoy detenida, muchos jóvenes abogados y abogadas están viniendo a verme y a apoyarme. Una vez más, compruebo la justicia de mis creencias y el poder de la solidaridad, y me siento parte de una enorme familia
Nalan Erkem
Nejat Taştan

Nejat Taştan

 

Nejat es activista de derechos humanos desde 1986. Fue uno de los fundadores de la Asociación Observatorio por la Igualdad de Derechos, y actualmente es su coordinador.

Muhammed Şeyhmus Özbekli

Şeyhmus Özbekli

 

Şeyhmus Özbekli acaba de licenciarse como abogado. Lleva cuatro años implicado en cuestiones de derechos humanos. Es miembro de la Iniciativa por los Derechos, y trabaja en la unidad de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Diyarbakir.

Ali Gharavi

Ali Gharavi

 

Ali Gharavi, de doble nacionalidad iraní y sueca, es escritor y asesor informático. Ha trabajado como director de Tecnologías de la Información en el Centro para las Víctimas de la Tortura (CVT), ofreciendo ayuda directamente a sobrevivientes, y desempeñando labores de incidencia por el fin de la tortura y los tratos inhumanos.

Creemos firmemente en el principio de la no violencia, y trabajamos sólo con organizaciones que trabajan en el marco de la legalidad
Ali
Peter Steudtner

Peter Steudtner

 

Peter Steudtner, de nacionalidad alemana, es formador, fotógrafo y director de documentales. Lleva más de 20 años ofreciendo formación sobre acción no violenta y transformación de conflictos a personal de mantenimiento de la paz y defensores y defensoras de derechos humanos.

Peter Steudtner, de nacionalidad alemana, es formador, fotógrafo y director de documentales. Lleva más de 20 años ofreciendo formación sobre acción no violenta y transformación de conflictos a personal de mantenimiento de la paz y defensores y defensoras de derechos humanos.
Peter