Vietnam

© HOANG DINH NAM/AFP/Getty Images
  • Información del país

Resumen

Continuaron restringiéndose gravemente los derechos a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica. El Estado siguió controlando los medios de comunicación, la magistratura y las instituciones políticas y religiosas. Los presos y presas de conciencia fueron víctimas de tortura y otros malos tratos, y sometidos a juicios sin las debidas garantías. Continuaron las agresiones físicas contra defensores y defensoras de los derechos humanos, y se sometió diariamente a destacados activistas a vigilancia y hostigamiento. Se detuvo y condenó por cargos relacionados con la seguridad nacional a personas que expresaban pacíficamente puntos de vista disidentes y criticaban al gobierno. Se reprimieron las manifestaciones y se detuvo y torturó a quienes las organizaban y participaban en ellas. El país conservó la pena de muerte.

Más información

Noticias

Consultas de los medios

Omar Waraich

Responsable de prensa - Asia y Oceanía,+44 (0)203 036 5138

Nuestras oficinas

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto