Símbolo de no me gusta

Global: La revisión de las normas sobre discurso de odio relativas a los términos “sionismo” y “sionista” no debe silenciar las críticas legítimas a las políticas opresoras de Israel

En respuesta a la revisión de normas sobre contenido que Meta se ha propuesto llevar a cabo en relación con el uso de los términos “sionismo” y “sionista”, Alia Al Ghussain, investigadora y asesora sobre Inteligencia Artificial y Derechos Humanos en Amnesty Tech, ha declarado:

“Meta debe garantizar que sus normas sobre contenido no sean discriminatorias ni estén sesgadas contra las voces propalestinas. La prohibición general de las críticas al ‘sionismo’ o a ‘sionistas’ constituiría una restricción desproporcionada y arbitraria de la libertad de expresión y daría lugar al silenciamiento de voces palestinas, judías y de otras personas que tratan de llamar la atención sobre los crímenes atroces cometidos por las fuerzas israelíes en Gaza —que se han saldado con al menos 28.000 personas muertas en tan sólo 4 meses— o sobre el sistema israelí de apartheid impuesto a la población palestina.”

“Existe un peligro real de que esa revisión de las normas coarte la libertad de expresión de quienes alzan la voz contra las violaciones sistemáticas de los derechos de la población palestina cometidas por el gobierno de Israel y contra su actual ofensiva en Gaza, donde asoma el riesgo real e inminente de un genocidio. La revisión propuesta es especialmente preocupante dada la terrible situación que se está viviendo en la Franja de Gaza.”

“Existe un peligro real de que esa revisión de las normas coarte la libertad de expresión de quienes alzan la voz contra las violaciones sistemáticas de los derechos de la población palestina cometidas por el gobierno de Israel y contra su actual ofensiva en Gaza, donde asoma el riesgo real e inminente de un genocidio.”

Alia Al Ghussain, investigadora y asesora sobre Inteligencia Artificial y Derechos Humanos en Amnesty Tech

“Meta no debería restringir las críticas a los actos ilícitos de un Estado ni coartar la libertad de expresión so pretexto de luchar legítimamente contra la discriminación y el racismo. Al igual que otras empresas, en virtud de los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales, Meta tiene la responsabilidad de respetar todos los derechos humanos en todas sus operaciones, incluidos el derecho a la libertad de expresión y el derecho a no sufrir discriminación.”

Información complementaria:

Amnistía Internacional no se pronuncia respecto a ideologías ni sistemas políticos como el sionismo. Nuestra declaración no evalúa ni comenta el sionismo como idea política.

Amnistía Internacional ha pedido en otras ocasiones a plataformas de redes sociales que modifiquen sus prácticas empresariales en los entornos afectados por conflictos y que mejoren su respuesta a la crisis relativa al discurso de odio en Internet contra las comunidades palestina y judía. Amnistía Internacional ha documentado violaciones graves de derechos humanos cometidas por las fuerzas israelíes en Gaza, incluidos ataques ilegítimos, aparentes ataques indiscriminados y ataques directos contra civiles, así como castigo colectivo.