Madre protegiendo a su hija, entre las ruinas de un edificio derrumbado en la Franja de Gaza.

Los dirigentes de la UE deben pedir ya un alto el fuego para proteger a la población civil

En vísperas del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea que se celebrará en Bruselas el lunes, y en el que se debatirá la actual escalada del conflicto en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, Amnistía Internacional insta a los ministros y ministras que asistan a pedir un alto el fuego inmediato acatado por todas las partes enfrentadas. La catástrofe humanitaria y de derechos humanos cada vez más grave que se extiende por Gaza debe terminar urgentemente.

La violencia que estamos presenciando en Gaza es tan absolutamente aterradora que resulta difícil de concebir. Pero no debemos apartar la vista. Los ministros y ministras europeos deben pedir un alto el fuego inmediato acatado por todas las partes. El cese de los combates podría salvar la vida de miles de civiles y detener la imparable espiral descendente de esta catástrofe humanitaria y de derechos humanos causada por el hombre.

Eve Geddie, directora de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas

Aunque la UE ha fracasado en general a la hora de alcanzar una postura de consenso que sea conforme con el derecho internacional o de pedir directamente un alto el fuego, algunos de sus Estados miembros, como Irlanda, Bélgica y España, han pedido un alto el fuego, han criticado las violaciones de derechos humanos cometidas por Israel y por Hamás y otros grupos armados, y han respetado el derecho de la población a protestar pacíficamente.

En el otro extremo, algunos Estados, como Austria, Chequia y Alemania, han bloqueado una petición colectiva de alto el fuego o una denuncia de las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por las fuerzas de seguridad israelíes. Al actuar de esa manera, contribuyen a un clima de impunidad en el que las autoridades israelíes se sienten envalentonadas para hacer caso omiso de su obligación de proteger a la población civil.

“La UE, que se erige en baluarte de los derechos humanos y el derecho internacional, se enfrenta a una grave crisis de credibilidad a los ojos de personas de todo el mundo. Los implacables bombardeos de Israel están matando a unas 300 personas palestinas cada día, muchas de ellas niños y niñas, y el bloqueo ilegal ha causado un sufrimiento humanitario inconmensurable. Por eso, resulta incomprensible que algunos dirigentes de la UE no sólo estén bloqueando una petición europea de alto el fuego, sino que estén suministrando activamente a Israel armas y apoyo político al tiempo que silencian e incluso detienen a quienes se manifiestan en defensa de los derechos de la población palestina.”

“Los dirigentes de la UE deben mostrar que valoran por igual las vidas palestinas e israelíes pidiendo un alto el fuego y denunciando de forma inequívoca los crímenes cometidos por Israel y por Hamás y otros grupos armados. Si no se alcanza un consenso, pedimos a los Estados miembros con principios que pidan un alto el fuego, individualmente o junto a otros Estados que opinan como ellos.”

Amnistía Internacional ha pedido la liberación de todos los rehenes civiles retenidos por Hamás y otros grupos armados. Además, la organización ha hallado indicios de un aumento de las detenciones arbitrarias por parte de las autoridades israelíes, que han detenido a miles de personas palestinas y han sometido a muchas de ellas tortura. Israel debe liberar a todas las personas palestinas detenidas arbitrariamente. Todas las partes deben permitir urgentemente el acceso del Comité Internacional de la Cruz Roja para que visite a las personas detenidas.

La petición de Amnistía Internacional reclamando un alto el fuego que ponga fin al sufrimiento civil ha sido respaldada por más de un millón de firmas.

Si desean más información hagan clic aquí.