Emiratos Árabes Unidos: Temor de tortura a destacado representante del mundo académico recluido en secreto

Aumenta el temor de que Nasser bin Ghaith, destacado representante del mundo académico, recluido en secreto desde que fue detenido por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos (EAU) el 18 de agosto, sufra tortura u otros malos tratos, ha manifestado Amnistía Internacional.

“Debe revelarse de inmediato el paradero de Nasser bin Ghaith, y dejarlo en libertad si está detenido por el ejercicio pacífico de su derecho a  la libertad de expresión, asociación y reunión. Tenerlo incomunicado en un lugar secreto de detención constituye un abuso flagrante del proceso legal", ha señalado Said Boumedouha, director en funciones del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

Tememos que Nasser bin Ghaith sufra tortura y otros malos tatos a manos de los servicios de Seguridad del Estado del país.
Said Boumedouha, director en funciones del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Tememos que Nasser bin Ghaith sufra tortura y otros malos tatos a manos de los servicios de Seguridad del Estado del país", ha añadido Said Boumedouha.

Según la información de que dispone Amnistía Internacional, el martes, a las dos de la tarde, unos agentes de los servicios de Seguridad del Estado de EAU vestidos de civil detuvieron a Nasser bin Ghaith en su trabajo, en Abu Dabi, y lo llevaron a su casa, en Dubai. Registraron ambos lugares y confiscaron varias cosas. Durante el registro, Nasser bin Ghaith vio que los agentes parecían poner entre las cosas "encontradas" en su casa unos dispositivos de memoria USB que no eran suyos. Según testigos, dijo que iba a "boicotear" todo interrogatorio o juicio a que fuera sometido.

Hay información no confirmada, según la cual podría haber sido detenido por escribir tuits sobre la matanza de Rabaa al Adaweya de Egipto de agosto de 2013, cuando las fuerzas de seguridad mataron a centenares de personas al desalojar con violencia dos campamentos.

Información complementaria sobre Nasser bin Ghaith

Nasser bin Ghaith ya había sido detenido anteriormente, el 10 de abril del 2011, cuando fue acusado, junto con otros cuatro activistas, de "insultar públicamente" al presidente de EAU, el vicepresidente y el príncipe heredero de Abu Dabi, por unos comentarios publicados en un foro de discusión online. Unas semanas antes había firmado una petición, junto con un grupo de destacados ciudadanos emiratíes, en demanda de reformas políticas, incluido el derecho a votar en las elecciones parlamentarias.

Tras pasar más de siete meses detenidos, el 27 de noviembre de 2011, después de un juicio injusto, la Sala de Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Federal declaró a los cinco culpables; siendo Nasser bin Ghaith condenado a dos años de cárcel. En contra de las normas internacionales sobre juicios justos, no se les permitió interponer un recurso de apelación.

Se dio en llamarlos los "cinco de Emiratos Árabes Unidos", y, a raíz de la presión internacional, todos ellos fueron puestos en libertad el 28 de noviembre de 2011 en virtud de un indulto presidencial, aunque no se sabe bien si se han llegado a anular oficialmente sus sentencias condenatorias.