Países Bajos: La devolución de somalíes a zonas controladas por Al Shabaab es equiparable a una “condena de muerte”

Los reiterados intentos por parte de Países Bajos de devolver somalíes a zonas controladas por el grupo armado islamista Al Shabaab expone gravemente a estas personas a sufrir abusos contra sus derechos humanos y supone una flagrante violación del derecho internacional; así lo afirma Amnistía Internacional en un nuevo informe que ha publicado hoy.El gobierno neerlandés insiste en que es posible la devolución de somalíes a las zonas más peligrosas del país, incluidas aquellas donde Al Shabaab inflige tortura y  malos tratos y ha cometido homicidios ilegítimos.“Para algunos somalíes, ser devueltos a territorios controlados por Al Shabaab equivale a una sentencia de muerte”, ha dicho L. Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.  “Al enviar somalíes a zonas inestables donde sus vidas corren peligro, el gobierno neerlandés también es responsable de los abusos contra los derechos humanos que sufren a su regreso.”El derecho internacional exige que los Estados no lleven a cabo devoluciones de personas a lugares donde corren un peligro real, como determinadas situaciones de conflicto armado.Amnistía Internacional ha pedido a otros gobiernos, entre ellos los de Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Noruega y Arabia Saudí, que renuncien a su política de devolver somalíes al centro y el sur de Somalia.En el documento Forced returns to south and central Somalia, including to Al-Shabaab areas: a blatant violation of international law se ponen de relieve los graves peligros que acechan a la población civil en Somalia.Amnistía Internacional ha recibido numerosos informes de somalíes a quienes los grupos armados han acusado de espionaje y que, en muchos casos, han sufrido represalias por ello, incluido el homicidio. Muchos somalíes temen regresar no sólo a las zonas controladas por Al Shabaab, sino también a aquellas donde está presente el grupo armado, como Mogadiscio.El documento contiene testimonios de las violaciones de derechos humanos que han sufrido algunas personas a su regreso, como Fartuun, de 25 años, cuyo tío fue asesinado en agosto de 2013 poco después de volver de Yemen. “Lo capturaron el mismo día en que regresó a casa. Soldados de Al Shabaab se lo llevaron y lo retuvieron cautivo. Cinco días después lo llevaron delante del estadio y lo decapitaron en público. Después dejaron allí su cuerpo con la cabeza sobre el estómago, una semana entera”, contó Fartuun a Amnistía Internacional. En Mogadiscio y otras zonas del centro y sur de Somalia sigue aumentando la cifra de muertos y heridos en el fuego cruzado durante enfrentamientos armados, en atentados suicidas y en ataques con granadas o con dispositivos explosivos improvisados. Las operaciones militares realizadas a lo largo de 2014 han ocasionado un aumento de la violencia entre civiles.  En noviembre de 2013, Países Bajos burló el derecho internacional al llevar a cabo la devolución de Ahmed Said, de 26 años, a Mogadiscio, ciudad que el joven afirmaba no haber visitado nunca; se había marchado de Somalia más de 20 años antes.Tres días más tarde resultó herido junto a otros muchos en un atentado suicida que acabó con la vida de al menos seis personas. “Todos los países tienen la obligación de proteger a las personas en peligro de sufrir graves abusos contra los derechos humanos si son devueltas a su país, en lugar de enviarlas a la guarida del león”, ha dicho Wanyeki.“No sólo es arriesgado e irresponsable poner vidas en peligro de esta manera, sino que, al hacerlo, los Estados incurren en un grave incumplimiento de sus obligaciones.”Países Bajos ha programado recientemente una reunión de su Parlamento y el ministro de Inmigración para debatir sobre su política de devolución de solicitantes de asilo rechazados a zonas controladas por Al Shabaab.En mayo de 2014, el secretario general de la ONU instó a todos los países que brindan refugio a los somalíes que huyen del conflicto a que cumplan con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y no devuelvan a estas personas a Somalia, ya que su vida sigue corriendo peligro allí.

Información generalNo Place Like Home: Returns and Relocations of Somalia’s Displaced

http://www.amnesty.ca/sites/default/files/no-place-like-home-2014.pdf

Returns to south and central Somalia: a Violation of International Law

http://www.amnesty.org/en/library/asset/AFR52/008/2013/en/f3f7ae8f-900a-4e22-83c7-a609309d1051/afr520082013en.pdf