Maldivas debe conmutar las penas de muerte de dos menores condenados por asesinato

Las autoridades de Maldivas deben conmutar las penas de muerte y detener la posible ejecución de dos jóvenes condenados ayer a muerte por un asesinato presuntamente cometido cuando tenían menos de 18 años, ha dicho Amnistía Internacional.

Un Tribunal de Menores de la capital, Malé, declaro a ambos jóvenes culpables de un apuñalamiento en grupo con resultado de muerte cometido en febrero. Según los informes, los jóvenes, que en la actualidad tienen 18 años, han negado el cargo.

"Las autoridades de Maldivas están incumpliendo el derecho internacional, que exime de la pena capital a toda persona declarada culpable de un delito cometido cuando tenía menos de 18 años”, ha dicho Polly Truscott, directora adjunta del Programa Regional para Asia y Oceanía.

Maldivas es Estado Parte en dos tratados de la ONU, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos del Niño, que prohíben la pena capital por delitos cometidos por personas menores de 18 años.

"Las autoridades deben revocar de inmediato estas condenas a muerte, y la fiscalía no debe buscar su confirmación en recurso de apelación”, ha dicho Truscott.

“Deben conmutarse las condenas del resto de los presos en espera de ejecución y establecerse una suspensión oficial de las ejecuciones con vistas a la abolición de la pena capital.

“Maldivas está entrando en un terreno nuevo y peligroso. La imposición de condenas a muerte por delitos presuntamente cometidos por menores es una práctica alarmante.”

Según los informes, la familia de la víctima había pedido la pena de muerte al tribunal. Los dos jóvenes tienen 90 días de plazo para presentar recurso ante el Tribunal Superior.

Al parecer, otro joven fue absuelto por falta de pruebas, y se presentaron cargos de asesinato contra varios otros en relación con la agresión.

“Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción. No hay pruebas convincentes de que la pena capital tenga un efecto especialmente disuasorio contra el delito”, ha dicho Truscott.