Idleb: Millones de personas necesitan protección. El mundo debe actuar ya.

  • Campañas

Idleb, en el noroeste de Siria en la frontera con Turquía, es el último gran territorio controlado por los grupos armados de oposición. En marzo de 2017, Irán, Turquía y Rusia, los tres países patrocinadores de las reuniones de Astaná, declararon Idleb como zona de distensión y establecieron puestos militares de observación para garantizar que el gobierno sirio y los grupos armados de oposición cumplían los términos del alto el fuego. Sin embargo, desde enero de 2018 las fuerzas gubernamentales de Siria han lanzado varios ataques ilegítimos por tierra y aire, entre ellos un ataque con armas químicas contra la ciudad de Saraqeb el 5 de febrero de 2018, que provocó la muerte de al menos 6 personas y dejó a otras 11 en necesidad de recibir tratamiento de emergencia. Además, cientos de civiles han muerto a causa de coches bomba y combates entre grupos armados de la oposición.

Desde 2011, 700.000 personas han buscado refugio en Idleb huyendo de la violencia en otras partes de Siria; otras son personas desplazadas, en algunos casos sometidas a desplazamiento forzoso como parte de acuerdos de evacuación alcanzados entre el gobierno sirio y los grupos armados de oposición en zonas como Homs, Alepo, la Guta oriental y Daraa. Debido a ello, la población de Idleb ha alcanzado los 2,5 millones de personas, muchas de ellas desplazadas internamente que viven en campos y dependen de ayuda transfronteriza procedente de Turquía. En julio de 2017, Turquía cerró su frontera con Idleb después de que el grupo armado de oposición Hayat Tahrir al Sham tomara el control de la provincia, lo que supuso una suspensión temporal de la ayuda humanitaria.

En julio de 2018, Irán, Turquía y Rusia acordaron evitar una ofensiva militar a gran escala en Idleb. Sin embargo, preocupantes declaraciones por parte de los gobiernos sirio y ruso parecen indicar que una ofensiva militar podría ser inminente. Dadas las tácticas de asedio y hambre utilizadas repetidamente por el gobierno sirio contra la población civil en todas sus principales ofensivas militares para conquistar territorio a los grupos armados, la suerte de millones de civiles en Idleb corre peligro.

Un desplazado en Idleb
No importa cómo de terrible explique que es la situación, la realidad es mucho peor.

 

#EyesonIdlib

Sigue nuestro hilo en Twitter para recibir noticias sobre la situación de derechos humanos en Idleb, Siria.

Sigue el hilo en Twitter

¿Quién está en Idleb ahora?

Idleb en cifras

2,5 millones

de civiles

700.000

personas internamente desplazadas

más de 13

campos para personas desplazadas internamente

Firat, una ciudad hecha de tiendas, acoge a personas internamente desplazadas sirias en Idleb, Siria. Fotografía de Alae Fatravi / Anadolu Agency / Getty Images
La niña siria Maya Meri (8 años), que perdió sus dos piernas al nacer, fotografiada con las piernas artificiales hechas por su padre con tubos de pvc y latas, en Idleb (Siria) el 21 de junio de 2018. Fotografía de Ahmad Al Ahmad / Anadolu Agency / Getty Images

Situación humanitaria

A fecha de abril, se consideraba que había más de 2 millones de personas que necesitaban asistencia humanitaria en Idleb, por falta de acceso a alimentos, agua y servicios de salud. El acceso a servicios de salud en particular está restringido por los constantes ataques por tierra y aire contra hospitales, y por los limitados recursos médicos.

La amenaza de secuestros de profesionales médicos para pedir un rescate ha aumentado recientemente. Han secuestrado a algunos médicos de hospitales de Khan Sheijun.
Profesional médico de Idleb

Las personas internamente desplazadas viven en campos distribuidos por toda la provincia. En 2017, el gobierno turco cerró su frontera e impidió que la población de Idleb y otros lugares solicitara refugio en Turquía. Debido a ello, se establecieron varios campos en el norte de Idleb, cerca de la frontera, que en la actualidad son los que acogen al mayor número de personas internamente desplazadas que huyen de la violencia en Siria.

Muchos campos tienen acceso restringido a alimentos y agua, así como calefacción insuficiente en invierno. Numerosas escuelas en los campos han tenido que cerrar por falta de financiación por lo que los niños y niñas se han quedado sin educación. Algunos campos también han sufrido redadas y detenciones por parte de Hayat Tahrir al Sham, mientras que otros han estado expuestos a bombardeos.

Violaciones de derechos humanos

Combates entre grupos armados con daños a civiles

Ataques aéreos sirios y rusos contra barrios civiles y hospitales

Condiciones humanitarias extremas

Secuestro de civiles por grupos armados

Actúa

Pide a los presidentes Putin, Erdogan y Rouhani, los tres patrocinadores del proceso de Astaná, que garanticen la protección de la población civil durante cualquier posible ataque militar en Idleb. La población en Idleb ya ha sufrido suficiente. Debemos hacer todo lo posible para que estén a salvo.

Vista aérea del campo Al Karama. Fotografía de Burak Karacaoglu / Anadolu Agency / Getty Images
Un desplazado de Damasco a Daraa, de Daraa a Qunaitra y finalmente a Idleb
No es un lugar seguro. [Grupos armados] asaltan nuestras casas y secuestran a personas, acusándolas de actuar en connivencia con el régimen, o con el Estado Islámico, o de ser miembros del Ejército Sirio Libre.