Stop Tortura

  • Campañas
© Amnesty International

Llevas horas colgado del techo.

Tus músculos se desgarran de dolor. Las descargas eléctricas te producen convulsiones. Te obligan a tragar agua. Crees que te ahogas. Te violan. Simulan que te ejecutan. Lo que sea para que te derrumbes. Para que te sometas. Para que firmes una confesión o les des información. Estás fuera de la circulación, donde nadie puede verte. Crees que te han olvidado, que nadie está contigo.

En todo el mundo, los Estados torturan a personas como tú.

La tortura: una crisis global

Estamos asistiendo a una crisis global en materia de tortura. En los últimos cinco años, Amnistía Internacional ha denunciado la tortura en 141 países: casi tres de cada cuatro países del mundo.

Amnistía Internacional lleva decenios poniendo en evidencia a los gobiernos que torturan y prestando apoyo a sobrevivientes de tortura para que se les haga justicia. Encabezamos la presión internacional que dio lugar a la Convención de la ONU contra la Tortura hace 30 años. Actualmente, casi todos los países tienen leyes contra la tortura.

Sin embargo, no hay más que echar un vistazo a las noticias para darse cuenta de que sólo con las leyes no es suficiente. La tortura prolifera porque muchos gobiernos, en lugar de respetar la ley, emplean activamente esta práctica o hacen la vista gorda.

© Amnesty International

© Jepie Papa / Amnesty International

Construiremos una poderosa barrera entre los torturadores y las víctimas.

¿Cómo? Insistiendo en que los abogados estén presentes durante los interrogatorios, en que haya médicos que puedan examinar a las personas detenidas, en que las confesiones obtenidas mediante tortura no puedan emplearse como prueba en los tribunales, en que a las personas detenidas se les permita ver a sus familias, e insistiendo en que todo presunto responsable de tortura sea puesto a disposición judicial.

Nos introduciremos en los sistemas que no protegen a la gente.

Tenía miedo y no pensaba denunciarlo. Pero no estoy dispuesta a aceptarlo.
Claudia Medina, sobreviviente de tortura en México
© Chijioke Ugwu Clement

Empieza aquí, empieza ya: Stop tortura

En países como Filipinas y México, la tortura es una práctica generalizada y habitual en las comisarías de policía. En Marruecos y Sáhara Occidental y Uzbekistán, los tribunales a menudo se basan en confesiones que las personas acusadas han hecho mientras las torturaban. Y en Nigeria, las palizas y los simulacros de ejecución son sólo algunos de los métodos de tortura a los que las personas deben enfrentarse cuando están detenidas.

No podemos acabar con la tortura sin tu ayuda. Necesitamos que te unas a nosotros y te interpongas tú también entre los torturadores y sus víctimas.

El dolor de la tortura es insoportable. Nunca pensé que viviría hasta el día de hoy.
Detenido cuando tenía 16 años, Moses Akatugba está en espera de ejecución en Nigeria. Tras ser torturado, confesó haber cometido un robo.
Amnesty International ©

Empoderar contra la tortura

Con vistas a empoderar a la gente joven para que entiendan qué es tortura y actúen para ponerle fin, hemos diseñado una serie de talleres recogidos en el documento Empoderar contra la tortura: Talleres de educación en derechos humanos.

Talleres