Líbano
©JOSEPH EID/AFP via Getty Images
  • Información del país

Resumen

Ante las protestas y huelgas que estallaron en todo el país poco después de que el gobierno anunciara nuevas medidas fiscales, las fuerzas de seguridad usaron fuerza excesiva para dispersar a manifestantes y no protegieron el derecho de protesta pacífica. Las fuerzas de seguridad continuaron usando la tortura y otros malos tratos, que decenas de personas denunciaron haber sufrido. Líbano acogía a 1,5 millones de personas refugiadas sirias, pero deportó a unas 2.500, incumpliendo su obligación de no devolución (non-refoulement). El país aplicaba medidas que obstaculizaban su acceso a servicios y a la ayuda humanitaria, por lo que muchas vivían en condiciones terribles. Se siguió privando de sus derechos a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales y a sus organizaciones. Las fuerzas de seguridad interrogaron a activistas cuya labor era pacífica, a periodistas y a otras personas por publicaciones en redes sociales que criticaban a autoridades políticas o religiosas. Las trabajadoras migrantes continuaron sufriendo prácticas discriminatorias en virtud del sistema de patrocinio laboral conocido como kafala. Se impusieron condenas a muerte; no hubo ejecuciones.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Retencionista

Retiene la pena de muerte en la legislación.

Noticias

Consultas de los medios

SARA HASHASH AND MOHAMMED ABUNAJELA

Responsable de prensa - Oriente Medio y el Norte de África,+44 (0) 7831 640170, +44 (0) 7961 421555

Nuestras oficinas

عنوان: 114 شارع القاهرة، بناية مسابكي-سرحال، قسم أ، الطابق السابع، الحمرا، بيروت لبنان

Teléfono

+961 1 748751

Correo-e

middleeast@amnesty.org

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto