Rumania

Amnistía Internacional no se pronuncia sobre cuestiones de soberanía o disputas territoriales. Las fronteras trazadas en este mapa se basan en datos del servicio Geospatial de la ONU.
Back to Rumania

Rumania 2022

Seguía suscitando preocupación el uso excesivo de la fuerza por la policía. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló en contra de imponer restricciones desproporcionadas a las protestas espontáneas. La población romaní y las personas LGBTI continuaron sufriendo discriminación sistémica. Hubo manifestaciones para exigir medidas contra la violencia sexual y de género.

Información general

En junio, el Senado aprobó propuestas para fijar en 15 años la edad de consentimiento de las relaciones sexuales; más de 180 ONG pidieron que la edad propuesta se elevara a 16.

En su informe de julio sobre el Estado de derecho, la Comisión Europea subrayó la necesidad de que Rumania reforzara la independencia judicial y abordara los problemas en torno a las instituciones de lucha contra la corrupción, y planteó motivos de preocupación relacionados con los frecuentes cambios de legislación, el uso habitual de las órdenes de emergencia y la limitada consulta pública, además de los riesgos para la libertad de prensa. Asimismo, pidió el establecimiento de una institución nacional de derechos humanos.

En octubre, la Asamblea General de la ONU eligió a Rumania miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de 2023 a 2025.

El historial de Rumania en materia de cumplimiento de sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos estaba entre los peores de la Unión Europea (UE) según European Implementation Network y Democracy Reporting International.

Uso excesivo de la fuerza

Una encuesta realizada por la ONG Comité Rumano de Helsinki (APADOR-CH) entre 1.000 personas recluidas en 28 cárceles puso de relieve motivos de preocupación sobre el uso excesivo de la fuerza por la policía, así como el hecho de que no se respetaba el derecho de las personas internas a una defensa efectiva, y el bajo índice de denuncias sobre presuntos abusos, en parte por miedo a las consecuencias.

En agosto, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos concluyó que el uso ilegítimo de medios letales por la policía en 2009 durante una operación mal planificada para capturar a un sospechoso y la ausencia de una investigación efectiva por la fiscalía constituían una violación del derecho a la vida. En vista de que se habían alcanzado conclusiones muy parecidas en otros tres casos, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos consideró que era necesario adoptar “medidas generales” para garantizar el cumplimiento de la sentencia y prevenir tales abusos en el futuro.

Libertad de expresión y de reunión

En mayo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió que Rumania había violado los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica en relación con una multa impuesta por una protesta espontánea contra un proyecto minero. El Tribunal concluyó que, al exigir el requisito de notificar reuniones con tres días de antelación a una protesta de un grupo reducido que sólo había durado unos minutos, las autoridades habían restringido de manera desproporcionada los derechos de los manifestantes y habían creado un efecto potencialmente disuasorio sobre el discurso público.

En diciembre se adoptó una nueva ley sobre la protección de denunciantes de irregularidades en interés público. Dicha ley sustituía la legislación de 2004 y representaba la transposición a Rumania de la directiva de la UE sobre denuncia de irregularidades de 2019.

Discriminación

Derechos de la comunidad romaní

Una encuesta realizada en 10 países y publicada en junio por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE mostraba un descenso en el número de casos de hostigamiento y violencia física motivados por odio contra romaníes en la mayoría de esos países, Rumania entre ellos, en comparación con las conclusiones de la Agencia en 2016. No obstante, la comunidad romaní continuaba sufriendo pobreza, exclusión social y discriminación generalizadas en educación, salud, vivienda y empleo, entre otros ámbitos.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

La unión civil y el matrimonio entre personas del mismo sexo continuaron sin estar reconocidos. Rumania siguió sin cumplir la decisión del Tribunal de Justicia de la UE de 2018 sobre la necesidad de armonizar la legislación nacional para garantizar la libertad de circulación y de residencia a las parejas del mismo sexo.

Las ONG expresaron firmes objeciones a tres propuestas legislativas anti-LGBTI que aseguraban “promover y proteger” los derechos de la infancia. Las propuestas se presentaron para su debate en el Parlamento, pero al final del año continuaban pendientes.

Violencia sexual y de género

El número de casos denunciados de violencia contra mujeres y niñas, incluidos femicidios, continuaba siendo elevado.

En diciembre se adoptó una estrategia nacional para el periodo 2022 a 2027 destinada a la promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y a la prevención y la lucha contra la violencia de género en el ámbito familiar; la estrategia había estado abierta a consulta pública desde marzo de 2021.

En octubre hubo manifestaciones en todo el país para exigir la adopción de medidas dirigidas a combatir la violencia contra las mujeres, incluidas la violencia sexual y la violencia de género intrafamiliar, y para denunciar que el Estado no garantizaba protección a las víctimas.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos concluyó en agosto que Rumania había violado el derecho a la vida privada al no investigar debidamente las autoridades ni garantizar justicia en el caso de una demandante que en 2017 había presentado una querella contra su jefe por acoso sexual. Era la primera vez en su historia que el Tribunal concluía que una respuesta inadecuada a un caso de presunto acoso sexual constituía una violación del derecho a la vida privada y, como tal, fue un hito importante.