Volver a Dinamarca

DINAMARCA 2020

Se aprobó una ley que reconocía como violación el sexo sin consentimiento. Aumentaron los abusos contra minorías durante el confinamiento asociado a la COVID-19 dictado en el país. Continuó en vigor una ley discriminatoria sobre vivienda social. Las autoridades no protegían los derechos de las personas nacidas con variaciones de las características sexuales.

Discriminación

En junio, el Instituto Danés de Derechos Humanos publicó una encuesta que indicaba que las personas pertenecientes a minorías habían sufrido más insultos y agresiones durante el confinamiento asociado a la COVID-19 dictado entre marzo y junio.

Vivienda

La normativa L38 sobre vivienda social de 2018 continuó aplicándose a pesar de las recomendaciones para su reforma formuladas en 2019 por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU. El Comité había expresado su preocupación por la aplicación de categorías estigmatizadoras como “guetos” y “guetos duros” a los barrios en los que más del 50% de la población era de “procedencia no occidental”. La policía tenía facultades para declarar temporalmente estos barrios como “zonas de castigo especial”, en las que residentes y visitantes se enfrentaban al doble de pena por determinados delitos, como vandalismo, agresión, delitos de orden público, incendio provocado, amenazas y extorsión. Al término del año aún no se había reformado la ley.1

En mayo, residentes de uno de estos barrios, el proyecto habitacional Mjølnerparken de la capital, Copenhague, presentaron ante el Tribunal Superior de Dinamarca Oriental una demanda contra el Ministerio de Transporte y Vivienda por discriminación. En octubre, expertos de la ONU pidieron al gobierno que suspendiera la venta de viviendas en la zona hasta que los tribunales determinaran si la legislación que permitía tales ventas violaba los derechos humanos de la población local, incluido su derecho a una vivienda adecuada dado el alto riesgo de desalojo forzoso.

Violencia contra mujeres y niñas

En septiembre, el gobierno y los grupos de la coalición impulsaron un acuerdo entre partidos para introducir legislación sobre la violación basada en el consentimiento. El Parlamento aprobó el 17 de diciembre el proyecto de ley presentado al efecto.2

En marzo se duplicaron las llamadas a la línea telefónica nacional de emergencia “Vive sin violencia” para solicitar espacios seguros a raíz del confinamiento por COVID-19. En abril, el Ministerio de Interior y Asuntos Sociales respondió creando 55 albergues de emergencia.

Lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

A pesar de las recomendaciones concretas formuladas por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en 2019, las autoridades no protegieron los derechos de las personas nacidas con variaciones de las características sexuales. Bebés y menores de edad continuaron en peligro de sufrir cirugía genital o tratamientos hormonales no urgentes, invasivos e irreversibles.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

En enero, el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura instó al gobierno a tomar medidas para mejorar las condiciones de Ellebæk, centro de detención donde, en aplicación de la legislación danesa sobre inmigración, se recluía a personas migrantes y solicitantes de asilo cuyos casos estaban pendientes o habían sido rechazados. Al final del año no se habían introducido mejoras sustanciales.

Rendición de cuentas de las empresas

En enero, el gobierno se comprometió a seguir la recomendación del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, formulada en 2019, de que Dinamarca adoptara un marco jurídico para exigir a las empresas que ejercieran la diligencia debida en materia de derechos humanos en sus operaciones. El Comité recomendaba asimismo exigir rendición de cuentas a las empresas por las violaciones de derechos humanos y procurar vías efectivas de recurso a las víctimas. Al final del año, el gobierno aún no había tomado medidas para introducir el marco jurídico necesario.


  1. Denmark: Human rights must be ensured for all (EUR 18/3229/2020)
  2. Dinamarca: La primera lectura parlamentaria del proyecto de ley que tipifica como violación el sexo sin consentimiento nos acerca a un momento histórico para los derechos de las mujeres (noticia, 20 de noviembre)