Sudán: Un profesor de religión se enfrenta a la pena de muerte por defender los derechos humanos

El gobierno de Sudán ha intensificado sus intentos de silenciar a Matar Younis Ali Hussein, profesor de religión con una discapacidad visual que se enfrenta a la pena de muerte simplemente por criticar la represión ejercida por el gobierno en Darfur y defender los derechos humanos. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional en vísperas de una vista judicial que se celebrará el 12 de julio.

Matar Younis ha sido una de las pocas voces en defensa de las víctimas de Darfur que ha pedido al gobierno sin temor y de forma continuada y pública que cambie sus nocivas políticas y proteja a las personas desplazadas de Darfur. No debe ser criminalizado por defender los derechos humanos.
Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

Matar Younis, de 48 años, podría enfrentarse a la pena de muerte o la cadena perpetua si es declarado culpable de cargos falsos de presuntamente “entablar una guerra contra el Estado” y “minar el sistema constitucional”. También ha sido acusado de espionaje.

“Las autoridades sudanesas han mostrado un desprecio constante por los derechos humanos de la población de Darfur. Matar Younis ha sido una de las pocas voces en defensa de las víctimas de Darfur que ha pedido al gobierno sin temor y de forma continuada y pública que cambie sus nocivas políticas y proteja a las personas desplazadas de Darfur. No debe ser criminalizado por defender los derechos humanos", ha señalado Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

Las autoridades sudanesas deben retirar todos los cargos contra Matar Younis y deben ponerlo en libertad inmediata e incondicional. Amnistía Internacional reconoce a Matar Younis como preso de conciencia.
Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos

“Las autoridades sudanesas deben retirar todos los cargos contra Matar Younis y deben ponerlo en libertad inmediata e incondicional. Amnistía Internacional reconoce a Matar Younis como preso de conciencia. Es absurdo que este hombre valiente que se ha atrevido a criticar las constantes violaciones de derechos humanos cometidas contra la población de esta región pueda ser condenado a muerte.”