• NOTICIAS

La condena al ex presidente de Perú, decisión histórica

Alberto Fujimori, ex presidente de Perú, ha sido declarado culpable de violaciones de derechos humanos. Amnistía Internacional ha saludado la sentencia como un hito fundamental en la lucha contra la impunidad. El ex mandatario, de 70 años de edad, ha sido declarado responsable en dos casos de homicidio perpetrados por una fuerza paramilitar del Ejército del Perú: el cometido en 1991 contra un grupo de personas durante una comida, quie se saldó con 15 muertos, y la desaparición forzada de nueve estudiantes y un profesor universitario en la Universidad de La Cantuta el año siguiente. También ha sido declarado responsable del secuestro de un empresario y de un periodista en 1992. “En Perú se ha hecho justicia” –ha dicho Javier Zúñiga, asesor especial de Amnistía Internacional que ha asistido como observador al juicio–. “Este es un día histórico. No todos los días se ve a un ex jefe de Estado siendo sentenciado por violaciones a los derechos humanos como la tortura, el secuestro y la desaparición forzada de personas. Esperamos que este sea el comienzo de muchos procesos judiciales, tanto en América Latina como en el mundo.” La sentencia, adoptada por unanimidad por los tres miembros de la Sala Penal de la Corte Suprema del Perú, concluye que el ex presidente Alberto Fujimori tuvo responsabilidad penal individual en los tres casos, ya que tuvo el mando militar efectivo de quienes cometieron materialmente los crímenes. La sentencia de la Corte Suprema del Perú se ha pronunciado tras la investigación de los casos Barrios Altos –donde 15 hombres, mujeres y niños fueron ejecutados extrajudicialmente en 1991–, La Cantuta –donde 9 estudiantes y un profesor universitario fueron secuestrados y posteriormente ejecutados en 1992 por integrantes de la fuerza paramilitar del Ejército del Perú conocida como Grupo Colina– y Sótanos SIE –donde dos personas fueron secuestradas–. “Ahora es imperativo que todas las personas responsables de violaciones a los derechos humanos cometidas en Perú, incluidas las perpetradas antes del gobierno de Alberto Fujimori, comparezcan ante los tribunales de justicia”, ha señalado Javier Zúñiga. “La desaparición forzada, la tortura y la violación son crímenes que no están sujetos a prescripción cuando se cometen de manera generalizada, como ocurrió en el Perú.” Amnistía Internacional ha constatado fehacientemente que durante el gobierno de Alberto Fujimori se cometieron graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de derecho internacional –tales como la tortura, el homicidio y la desaparición forzada– que, dado su carácter generalizado y sistemático, constituyeron crímenes de lesa humanidad.