• Campañas

Nueve cosas que (probablemente) no sabías sobre la procedencia de los fondos de Amnistía Internacional

De Ben Beaumont

Amnistía Internacional es conocida, sobre todo, por sus investigaciones y campañas, pero todo ese trabajo no sería posible sin las generosas donaciones de nuestros simpatizantes. 

1. No aceptamos dinero de gobiernos...

…salvo en circunstancias muy concretas; por ejemplo, cuando se destina a educación en derechos humanos, que representa menos del 1 por ciento de nuestros ingresos totales. Somos completamente independientes de todo gobierno, ideología política, interés económico y religión.

2. Más del 81 por ciento de nuestros ingresos procede de donaciones de particulares

Y gran parte de éstas son aportaciones periódicas mensuales. El hecho de tener unos ingresos económicos regulares y previsibles nos permite planificar mejor nuestro trabajo de investigación y campaña en materia de derechos humanos.

3. El 95 por ciento de nuestros ingresos son "fondos no finalistas"

Es decir, no nos dictan cómo tenemos que utilizarlos, de modo que podemos invertirlos en cualquier lugar del mundo, donde sean más necesarios. Además, esto nos permite ser más flexibles a la hora de responder a situaciones de emergencia, como la actual crisis siria.

4. La captación de fondos en la calle funciona

Aunque el trabajo de recaudación de fondos en persona es complicado, el año pasado reunimos, utilizando ese método, al menos 4 millones de euros procedentes de nuevos simpatizantes. “La gente te esquiva, no te hace caso, evita mirarte o sale corriendo”, explica Hannah Diaz, que el año pasado recaudó fondos en la calle durante un día. "Y tienes que estar al tanto del trabajo de Amnistía Internacional. Es necesario manejar información actualizada sobre los informes y las campañas, ya que estás actuando como voz de la organización".

5. Quienes donan se convierten en activistas

No es preciso manifestarse por las calles ni llevar pancartas: también se puede luchar por la justicia en el mundo donando dinero.

6. Las donaciones anuales que recibimos son, por término medio, de 90 euros

Es decir, algo menos de 1,73 euros por semana. Sin embargo, sin muchas de estas donaciones, no podríamos llevar a cabo nuestra labor de derechos humanos, con la que conseguimos transformar vidas.

7. Las tres cuestiones de derechos humanos en las que invertimos la mayor parte de su dinero son...

la protección de las personas refugiadas y migrantes, la lucha contra los abusos de los sistemas judiciales y la promoción de la libertad de expresión.

8. Por cada euro que invertimos en recaudación de fondos recibimos a cambio 3,40 euros

Es más, los simpatizantes de Amnistía Internacional son muy fieles y acompañan durante mucho tiempo a la organización, lo que pone de manifiesto su compromiso con la transformación a largo plazo en materia de derechos humanos.

9. Donar es muy fácil

Sólo tienen que hacer clic en el botón "Donar" que verán en la esquina superior derecha de esta página y seguir las instrucciones. Se convertirán así en parte de un dinámico movimiento global que lucha por los derechos humanos en todo el mundo.

Este artículo apareció también en la edición de enero-marzo de 2015 de Wire, la revista global de Amnistía Internacional.