Marruecos y Sáhara Occidental
© Amnesty International
  • Información del país

Resumen

Las autoridades respondieron a la pandemia de COVID-19 con un nuevo decreto-ley de emergencia sanitaria que restringía la libertad de circulación, de expresión y de reunión, y que utilizaron para incoar procesamientos por criticar la gestión gubernamental de la crisis o por incumplir las medidas de emergencia. Continuaron la intimidación, el hostigamiento y la detención de defensores y defensoras saharauis de los derechos humanos por expresar de forma pacífica sus opiniones. Las mujeres seguían sufriendo discriminación, así como violencia sexual y otras formas de violencia de género, y las dificultades que encontraban para acceder a la justicia aumentaron durante la pandemia. Las relaciones sexuales consentidas entre personas adultas del mismo sexo seguían siendo delito, y las autoridades no investigaban la incitación a la violencia contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales. Se violaron los derechos de las personas migrantes, entre otras cosas como consecuencia de la falta de medidas adecuadas de protección contra la COVID-19 en los centros de detención de migrantes. El Frente Polisario, que administraba los campamentos de la población del Sáhara Occidental refugiada en Argelia, detuvo al menos a una persona por expresar críticas. Los tribunales impusieron condenas a muerte, pero no se llevaron a cabo ejecuciones.

Seguir leyendo

Situación de la pena de muerte

Abolicionista en la práctica

Retiene la pena de muerte en la legislación, pero lleva al menos 10 años sin llevar a cabo ejecuciones.

Noticias

Consultas de los medios

Nuestras oficinas

Oficina de Sección

20, Rue Ouargha, N. 5, 2ème étage, Agdal RABAT 10080

Teléfono

( +212) (0) 537 686 648 7 // (+212) (0) 37 681 048

Ir al sitio web de la Sección

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto