© Amnesty International

Grecia: El “absurdo” juicio de las personas que trabajan como voluntarias de salvamento comienza la próxima semana

En vísperas del juicio que comenzará el 10 de enero del trabajador y la trabajadora de salvamento Seán Binder y Sarah Mardini, Amnistía Internacional reitera sus llamamientos a las autoridades griegas para que retiren todos los cargos contra ambos. Seán, buceador con formación en salvamento, y Sarah, refugiada y activista siria cuya historia inspiró la película de Netflix “Las nadadoras”, serán juzgados junto con otras 22 personas de la ONG de búsqueda y salvamento en la colaboran como voluntarios. Ambos se enfrentan a cargos injustos e infundados simplemente por ayudar a personas refugiadas y migrantes en peligro de ahogarse en el mar.

“Si me pueden criminalizar a mí por hacer poco más que repartir botellas de agua y sonrisas, pueden criminalizar a cualquiera. Este juicio no trata de mí y de Sara, ni siquiera de las otras 22 personas acusadas. Trata del intento de las autoridades griegas de aplastar la compasión e impedir que la gente busque seguridad. Pero confío en que la justicia prevalecerá y podremos seguir con nuestras vidas”, ha manifestado Seán Binder.

Nils Muižnieks, director de la Oficina Regional Europea de Amnistía Internacional, ha declarado: “Sarah y Seán hicieron lo que deberíamos hacer cualquiera que nos encontráramos en su situación. Ayudar a gente en peligro de ahogarse en una de las rutas marítimas más mortíferas de Europa y prestarle asistencia en la costa no es un crimen. Este juicio revela hasta qué extremos están dispuestas a llegar las autoridades griegas para disuadir de la ayuda humanitaria y desalentar a las personas refugiadas y migrantes de que busquen seguridad en las costas del país, algo que vemos también en varios países europeos. Resulta absurdo que este juicio se celebre siquiera. Todos los cargos contra este voluntario y esta voluntaria del salvamento deben retirarse sin demora”.

Tras la detención de Sarah y Seán en agosto de 2018, ambos pasaron más de 100 días en prisión antes de quedar en libertad bajo fianza. El juicio próximo a celebrarse es por cargos menores, que incluyen el espionaje y la falsificación, y que pueden acarrear hasta ocho años de prisión.

Además, Sarah y Seán se enfrentan a otra investigación en curso por cargos infundados de tráfico de personas, fraude, pertenencia a una organización criminal y blanqueo de dinero, que puede suponerles una pena máxima de 20 años. La investigación lleva ya abierta más de cuatro años, y durante ese tiempo la vida de los dos ha estado en suspenso.

Información complementaria

Sarah Mardini

Sarah, originaria de Siria, llegó a Lesbos como refugiada en 2015. Cuando el motor de la embarcación en la que viajaba dejó de funcionar, Sarah y su hermana Yusra salvaron a otros 18 ocupantes arrastrando la embarcación que se hundía a un lugar seguro. Yusra pasó a nadar para el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados. La historia de las dos hermanas inspiró la película de Netflix “Las nadadoras”.

Sarah regresó a Grecia en 2016 y trabajó como voluntaria en una organización griega de búsqueda y salvamento, donde conoció a Seán. Actualmente vive y estudia en Berlín.

Seán Binder

Seán Binder, ciudadano alemán criado en Irlanda, es un buzo titulado en salvamento que dedica tiempo a rescatar del mar a personas migrantes y refugiadas en Lesbos, Grecia, uno de los principales puntos de entrada en Europa. Actualmente trabaja en Londres.

El juicio, previsto para el 10 de enero en el Tribunal de Apelaciones del Egeo Norte, en Lesbos, se aplazó anteriormente en noviembre de 2021 por motivos de procedimiento. Se prevé que tarde semanas o posiblemente meses en concluir.

El 9 de enero de 2023, Amnistía Internacional Grecia organiza una proyección pública de “Las nadadoras” a las 18.00, hora local, en el Cine Arion, Smirnis 9, Mitilene.

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

+44 20 7413 5566, [email protected] @amnestypress