Detengan el retroceso del derecho al aborto en Estados Unidos

La Corte Suprema de Estados Unidos ha decidido poner fin a la protección del derecho al aborto. Actúa ahora y exige que los gobernadores y gobernadoras de todo EE. UU. pongan fin a las prohibiciones del aborto y protejan el derecho a la atención del aborto  ya.

El 24 de junio de 2022, la Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor de terminar con la protección del derecho al aborto. Esto significa que a partir de ahora la regulación del derecho al aborto será competencia de cada estado. En la actualidad, el aborto está total o parcialmente prohibido en 26 estados de EE. UU. —más de la mitad del país—, y hay otros que se disponen a promulgar restricciones o prohibiciones sobre el derecho a abortar.

Está claro que en Estados Unidos se está produciendo una regresión en el derecho humano a la atención del aborto.

El acceso al aborto es un derecho humano. Según el derecho internacional de los derechos humanos, toda persona tiene derecho a la vida, a la salud y a no sufrir violencia, discriminación ni tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes. Obligar a alguien —por el motivo que sea— a mantener un embarazo contra su voluntad viola esos derechos. El aborto debe ser legal, seguro y accesible para todas las personas.

En todo el mundo, y concretamente en las Américas, la gente cada vez tiene más acceso al aborto como derecho humano. Pídele al mundo que le diga a Estados Unidos que no haga retroceder los derechos humanos.

Envía correos electrónicos a los gobernadores y gobernadoras de todo Estados Unidos y exígeles que pongan fin a las prohibiciones del aborto y protejan el derecho a la atención del aborto de inmediato.