Justicia Internacional

© Amnesty International

Resumen

Hay muchas razones por las que las personas se libran del castigo tras cometer genocidio, tortura, desapariciones y otros abusos monstruosos contra los derechos humanos.

Pero destacan dos en concreto:la falta de voluntad política para investigar y enjuiciar a los posibles autores de delitos y sistemas de justicia penal débiles.

Cuando las aguas vuelven a su cauce, son los vencedores del conflicto quienes imparten justicia y, naturalmente, rara vez se castigan a sí mismos. Los sobrevivientes suelen sufrir discriminación, como las mujeres violadas en la guerra. A veces el sistema de justicia ya no existe o los políticos tratan de "dejar atrás el pasado" con amnistías.

Por esa razón, hay actos incalificables que pueden verse como una consecuencia inevitable del conflicto en lugar de como decisiones humanas perniciosas... y evitables.

Hace 20 años que Amnistía Internacional contribuye a establecer un sistema de justicia internacional, lo que incluye:

• hacer campaña a favor de una Corte Penal Internacional (CPI);
• promover la "jurisdicción universal": si una persona es acusada de un delito, puede ser juzgada en el país donde sea hallada con independencia del lugar donde cometió el delito. El ejemplo más famoso es la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en Londres en 1998;
• pedir tribunales internacionales especiales como los de Camboya, la ex Yugoslavia, Ruanda, Sierra Leona y Timor Oriental.

El desafío que se plantea hoy es garantizar que este nuevo sistema de justicia internacional funciona.

Thomas Lubanga, señor de la guerra congoleño, recibe la primera condena dictada por la Corte Penal Internacional de La Haya (Países Bajos), 10 de julio de 2012. © JERRY LAMPEN/AFP/GettyImages

Contexto

Hay tres conceptos principales en los que se basa la justicia internacional: justicia, verdad y reparación.

Por justicia entendemos que los Estados deben investigar todos los delitos y enjuiciar a los presuntos autores en juicios justos. Pero los Estados no deben recurrir a la tortura o a la pena de muerte. Esto sólo servirá para alimentar más el ciclo de abusos.

Por verdad nos referimos a que las víctimas y los familiares —de hecho, todos nosotros— tienen derecho a saber lo que ha ocurrido. Las autoridades deben determinar los hechos sobre los crímenes cometidos y luego, y esto es crucial, reconocerlos públicamente. Algunos países que han sufrido años de caos, como Sudáfrica, lo han hecho con gran éxito a través de Comisiones de la Verdad. Pero esto no debe incluir amnistías por las atrocidades cometidas.

Por plena reparación nos referimos a que debe abordarse debidamente el sufrimiento de las víctimas y de sus familias, que para reconstruir su vida necesitan ayuda, que podría incluir apoyo material o psicológico.

Los gobiernos tienen la obligación de asegurar a las víctimas justicia, verdad y reparación. Pero cuando no puedan hacerlo o no lo hagan, la comunidad internacional ha de garantizar que se hace justicia mediante la jurisdicción universal.

Amnistía Internacional pide:

No puede haber refugios seguros para los perpetradores de abusos. Quienes cometen los peores crímenes imaginables no pueden seguir ocultándose.

• Todos los Estados deben mostrar su compromiso con la justicia internacional cooperando plenamente con la Corte Penal Internacional.
• Las organizaciones intergubernamentales, especialmente la ONU y otros órganos regionales, deben cooperar con la CPI y hacer cumplir la jurisdicción universal.
• Los Estados deben enjuiciar o extraditar a cualquier presunto autor de crímenes graves previstos por el derecho internacional.

Más información sobre el tema

La Corte Penal Internacional (CPI)

Creada en 2002, este tribunal permanente investiga y enjuicia delitos cuando las autoridades nacionales no pueden o no están dispuestas a hacerlo. La CPI enjuicia a los presuntos responsables de cometer actos de genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, tortura, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas.

Hasta ahora, las investigaciones y enjuiciamientos de la Corte Penal Internacional se han centrado sobre todo en África (la República Democrática del Congo, Uganda, la República Centroafricana, Darfur, Sudán, Kenia, Libia, Costa de Marfil y Malí). Pero recientemente, la Corte ha iniciado exámenes preliminares en Afganistán, Colombia, Georgia, Guinea, Honduras, Irak, Nigeria y Ucrania.

Glosario

Crímenes de lesa humanidad: crímenes cometidos como parte de un ataque general o sistemático contra civiles en época de paz o de guerra. Incluyen las desapariciones forzadas, los homicidios, la esclavitud, la expulsión y la violación masiva y sistemática.

Ejecuciones extrajudiciales: homicidios ilegítimos (sin que medie un procedimiento legal) y deliberados realizados por un gobierno (o con su complicidad) o por un funcionario del Estado que actúa sin seguir órdenes de nadie.

Genocidio: actos cometidos con la intención de destruir, totalmente o en parte, un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

Impunidad: expresión que se emplea cuando alguien puede cometer una infracción (intimidación, ataques, asesinato, etc.) sin ser castigado o sufrir consecuencias.

Crímenes de guerra: crímenes que violan las leyes o costumbres de la guerra definidas en los Convenios de Ginebra y de La Haya. Incluyen los ataques contra civiles, la tortura, el asesinato o los malos tratos de prisioneros de guerra.

7.000 personas han muerto a manos del ejército nigeriano. Exige justicia

ACTÚA YA

Actúa

7.000 personas han muerto a manos del ejército nigeriano. Exige justicia

1.797 ACCIONES EMPRENDIDAS
1.203 NECESARIAS
Actúa ya

Cifras básicas

121

121 países han acordado cooperar con la Corte Penal Internacional (CPI).