Emiratos Árabes Unidos - Informe 2007 Amnistía Internacional

Human Rights in Emiratos Árabes Unidos

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
UAE is now live »

Jefe del Estado: Shaij Jalifa bin Zayed Al-Nahyan
Jefe del gobierno: Shaij Mohammed bin Rashid Al Maktoum (sustituyó a Shaij Maktoum bin Rashid Al Maktoum en enero)
Pena de muerte: retencionista
Estatuto de la Corte Penal Internacional: firmado

Un ciudadano bangladeshí fue condenado a muerte por lapidación, y una trabajadora doméstica, a ser flagelada. Se hostigó e intimidó a dos destacados activistas de derechos humanos .

Información general

Shaij Mohammed bin Rashid Al Maktoum ocupó el cargo de vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, así como el de gobernante de Dubai, tras la muerte de su hermano, Shaij Maktoum bin Rashid Al Maktoum, en enero.

En febrero se fundó la Sociedad para los Derechos Humanos de Emiratos Árabes Unidos, la primera ONG de derechos humanos del país. La membresía de pleno derecho quedó limitada a los ciudadanos y ciudadanas de Emiratos Árabes Unidos, aunque los naturales de otros países podían participar como miembros asociados.

En noviembre, el primer ministro anunció medidas para regular el mercado de trabajo y mejorar las condiciones de los trabajadores extranjeros migrantes, entre ellas un programa de seguro de salud, la fijación de un horario laboral para los trabajadores domésticos y el establecimiento de un tribunal especial para resolver conflictos laborales.

Asimismo, en noviembre, el presidente dictó una ley federal contra la trata de seres humanos que prescribía penas de entre un año y cadena perpetua.

En diciembre, casi 6.600 ciudadanos de Emiratos Árabes Unidos, seleccionados por los gobernantes de los siete emiratos que formaban la federación, votaron en las primeras elecciones celebradas en el país desde su independencia en 1971. Se eligió a 20 miembros del Consejo Nacional Federal, órgano asesor sin facultades para legislar, formado por 40 miembros. Los 20 restantes eran elegidos directamente por los gobernantes de los siete emiratos. Sesenta y tres mujeres se presentaron como candidatas, pero sólo una de ellas fue elegida.

Pena de muerte y penas judiciales crueles

En junio, en el emirato de Fuyaira, un tribunal de la shari’a (ley islámica) impuso una pena de muerte por lapidación a Shahin ‘Abdul Rahman, ciudadano bangladeshí, tras haberlo declarado culpable de cometer adulterio con Asma Bikham Bijam, trabajadora doméstica migrante. Ésta fue condenada a recibir 100 latigazos y a un año de prisión. Diez días después, tras un recurso de apelación, se conmutó la pena de muerte por lapidación impuesta a Shahin ‘Abdul Rahman por una pena de un año de prisión, después del cual sería expulsado a su país de origen. En cambio, la pena de flagelación de Asma Bikham Bijam fue confirmada en apelación. No se sabía si había llegado a aplicarse.

Peligro de devolución (refoulement)

En marzo, Gazain Marri, ciudadano paquistaní de la comunidad baloche, fue aprehendido en Dubai y recluido en Abu Dabi. No se tenía conocimiento de que se hubieran presentado cargos en su contra, y preocupaba que fuera devuelto a Pakistán, donde correría peligro de ser objeto de tortura y otras violaciones graves de los derechos humanos. Sin embargo, según informes, quedó en libertad a finales de agosto.

De igual modo preocupaba el caso de Riad ‘Abdullah Laila, ciudadano sirio miembro de la Hermandad Musulmana que fue detenido en abril al llegar al aeropuerto de Dubai; según informes, su detención se llevó a cabo a instancias de las autoridades sirias. Riad ‘Abdullah Laila había vivido como refugiado en Irak desde 1980. Sin embargo, según los informes recibidos, quedó también en libertad sin cargos y en mayo se le permitió viajar a un tercer país.

Defensores y defensoras de los derechos humanos

Se hostigó a dos destacados activistas de derechos humanos, a quienes se había prohibido conceder entrevistas y escribir artículos para los medios de comunicación locales durante siete años.

* Mohamed ‘Abdullah al-Roken, abogado y ex presidente de la Asociación de Juristas de Emiratos Árabes Unidos, fue detenido en dos ocasiones, en julio y agosto, por agentes de la Seguridad del Estado (Amn al-Dawla). Según informes, durante los tres días que permaneció detenido, sus interrogadores lo amenazaron con cerrar su oficina, adulteraron su comida con drogas y no le permitieron utilizar el baño. Mohamed ‘Abdullah al-Roken quedó en libertad sin cargos, pero la Seguridad del Estado retuvo su pasaporte.

* En junio se dictó una orden de detención contra el activista de derechos humanos Mohamed al-Mansoori, abogado y presidente de la Asociación de Juristas, tras habérselo acusado de «insultar al fiscal». Había concedido varias entrevistas a medios de comunicación internacionales en las que criticaba la situación de los derechos humanos en Emiratos Árabes Unidos. Mohamed al-Mansoori se encontraba en el extranjero y no fue detenido.

En agosto se intentó presentar cargos penales contra Sharla Musabih, fundadora del hogar para mujeres Ciudad de la Esperanza en Dubai. Tanto ella como otras personas afirmaron que los cargos escondían motivos políticos y tenían por objeto forzar el cierre del hogar, que proporcionaba ayuda a mujeres y menores sobrevivientes de la violencia.

Cómo puedes ayudar