• Comunicado De Prensa

Irán: Se teme que una presa de conciencia britanicoiraní enferma se suicide

Aumenta el temor por la salud física y mental de Nazanin Zaghari Ratcliffe, trabajadora britanicoiraní de una organización benéfica que cumple cinco años de condena en Irán por cargos relacionados con la «seguridad nacional» tras un juicio injusto, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

Su esposo, Richard Ratcliffe, dijo a la organización que su salud ha empeorado mucho en las últimas semanas y que incluso ha contemplado la posibilidad de suicidarse. Su estado de salud se ha deteriorado tanto que las autoridades organizaron para hoy una visita de urgencia de sus familiares. Nazanin sufre taquicardias, tiene dolor en las manos, los brazos y los hombros y su visión es borrosa. El 13 de noviembre se puso en huelga de hambre para expresar su desesperación ante la posibilidad de que no la dejen nunca en libertad.

“Las noticias sobre el deterioro de la salud de Nazanin Zaghari Ratcliffe son muy alarmantes. Es totalmente injusto que esté encarcelada por cargos falsos relacionados con la ‘seguridad nacional’”, ha dicho Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Tras su detención, la separaron de su hija de corta edad y pasó 45 días en régimen de aislamiento. En lugar de prolongar su dolor y su sufrimiento, las autoridades iraníes deben poner fin a su terrible situación dejándola de inmediato en libertad incondicional.”

En lugar de prolongar su dolor y su sufrimiento, las autoridades iraníes deben poner fin a su terrible situación dejándola de inmediato en libertad incondicional.
Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África

Durante la visita de urgencia de su familia, la madre de Nazanin se derrumbó al ver cuánto había adelgazado su hija desde que entró en prisión. Nazanin accedió hoy, por su hija, a poner fin a su huelga de hambre.

Su marido afirma que, a pesar de que la han llevado dos veces a la enfermería de la cárcel de Evin de Teherán, Nazanin no ha recibido atención médica adecuada.

El marido también ha dicho a Amnistía Internacional que en las últimas semanas Nazanin había llegado a un “punto crítico”. Según afirma, estaba tan baja de ánimo que llegó a escribirle una carta de suicidio que dio a su compañera de celda, aunque desde entonces no ha vuelto a hablar de suicidarse.

“La terrible situación en que se encuentra Nazanin Zaghari Ratcliffe le ha provocado una inmensa desesperación y un gran sufrimiento. Es vergonzoso que las autoridades iraníes no le proporcionen atención médica adecuada, incrementando con ello su dolor”, ha dicho Philip Luther.

Las autoridades iraníes anunciaron este año que Nazanin fue detenida por su relación con una red de blogueros encarcelados en 2014 por participar en cursos de formación periodística.

El 15 de junio, la Guardia Revolucionaria de Irán emitió una declaración en la que afirmaba que Nazanin Zaghari Ratcliffe había “participado en la elaboración y puesta en marcha de proyectos con los medios de comunicación y en Internet encaminados al ‘derrocamiento suave’ del gobierno”.

Amnistía Internacional cree que es presa de conciencia, detenida únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y asociación.