• Comunicado De Prensa

China: Los periodistas ciudadanos detenidos por informar de las represivas medidas de seguridad deben ser liberados

Las autoridades chinas deben poner en libertad de inmediato a tres periodistas ciudadanos que llevan detenidos desde el fin de semana por informar de las enérgicas medidas de seguridad adoptadas en Pekín con motivo del periodo anual de sesiones parlamentarias que se celebra actualmente; así lo ha afirmado Amnistía Internacional. Liu Xuehong, Xing Jian y Wang Jing, quienes escriben para el sitio web chino “64 Tianwang”, fueron detenidos en distintas redadas llevadas a cabo por la policía en Pekín a lo largo del fin de semana.  “El periodismo no es un crimen, y estos tres activistas deben quedar en libertad de inmediato”, ha dicho William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China. “Su detención demuestra hasta qué extremos alarmantes están dispuestas a llegar las autoridades para controlar el mensaje transmitido durante la Asamblea Nacional Popular.”Los tres periodistas ciudadanos han sido detenidos por delitos comunes como sospechosos de “provocar peleas y crear problemas”. Todos habían informado sobre la grave situación de los manifestantes en las inmediaciones de la plaza de Tiananmen.Se está impidiendo celebrar protestas a decenas de manifestantes como parte de las enérgicas medidas de seguridad adoptadas durante el periodo anual de sesiones parlamentarias de la Asamblea Nacional Popular de China, que comenzó el pasado miércoles y dura diez días. Las medidas de seguridad en la capital se han intensificado con motivo del periodo anual de sesiones parlamentarias, que suele provocar la afluencia de miles de manifestantes de todo el país para reclamar justicia a las autoridades centrales sobre toda clase de asuntos.  Una mujer intentó prenderse fuego en la plaza de Tiananmen el día de la sesión inaugural, pero los funcionarios de seguridad se la llevaron rápidamente. El sitio web “64 Tianwang” había informado del suceso.Dirigido por cientos de voluntarios, “64 Tianwang” publica noticias de derechos humanos y se dirige a una audiencia del territorio continental chino. Los tres periodistas ciudadanos están privados de libertad en distintos centros de detención. A Wang Jing la han enviado a un centro de detención de su localidad natal, Jilin, en el noreste de China, mientras que Liu Xuehong está recluida en Pekín. Se desconoce dónde está recluido Xing Jian, quien, con 17 años, es el voluntario más joven que trabaja para “64 Tianwang”. El 8 de marzo, seis agentes de policía registraron también la vivienda de Liu Xuehong en la capital y requisaron tres ordenadores, dos cámaras y un disco duro de ordenador, según su esposo.