• Comunicado De Prensa

No debe comerciarse con la libertad de expresión y la salud en la negociación del TPP

Los representantes de los nueve países reunidos en las cercanías de Washington D.C. para negociar la redacción de un nuevo Acuerdo Transpacífico de Asociación (TPP, por sus siglas en inglés) deben garantizar que los principios básicos de transparencia y respeto de los derechos humanos no están sujetos a ninguna nueva norma sobre propiedad intelectual y patentes.“Nadie tiene derecho a comerciar con las salvaguardias jurídicas de la libertad de expresión y el derecho a la salud por las que tanto hemos luchado, y mucho menos si lo hace a puerta cerrada", ha manifestado Suzanne Nossel, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos. “Es hora de que los negociadores del TPP enseñen públicamente sus cartas y, lo que es aún más importante, el proyecto de texto del acuerdo.”Es texto se mantiene en secreto desde que comenzaron las negociaciones en 2007, pero se ha filtrado información según la cual se pretenden conseguir algunos de los mismos objetivos del ampliamente criticado Acuerdo Comercial Antifalsificación (ACTA, por sus siglas en inglés). En concreto, el proyecto de texto del TPP filtrado se desentiende de las salvaguardias del uso legítimo (fair use) y de garantías judiciales habituales, como la presunción de inocencia, y contiene disposiciones sobre propiedad intelectual que podrían comprometer la libertad de expresión en Internet y el acceso a materiales educativos. Además, las disposiciones del proyecto de TPP relativas a las patentes de las farmacéuticas amenazan con impedir el desarrollo y producción de medicamentos genéricos, pues refuerzan y consolidan la protección de los monopolios.  “El acceso a medicinas que pueden salvar la vida es un derecho, no un privilegio, y el TPP debe dar preferencia a las personas sobre las ganancias", ha indicado Nossel.   En 2007 se entablaron negociaciones sobre el Acuerdo Transoceánico de Asociación entre Chile, Nueva Zelanda y Singapur. Estados Unidos se sumó a ellas en 2008, y se esperaba que pronto lo hicieran también Canadá y México.  Los países del TPP representan el 27 por ciento del producto interior bruto mundial.  Las conversaciones que comienzan hoy en Leesburg, Virginia, auspiciadas por el representante comercial de Estados Unidos, constituyen la decimocuarta tanda de negociaciones.