• Comunicado De Prensa

Irak: Amnistía Internacional condena homicidios de civiles durante festividad chií

Amnistía Internacional ha condenado una oleada de atentados con bomba y otros ataques cometidos en diversas provincias iraquíes, incluidos varios lugares en Baghdad, que según informes han matado al menos a 55 personas y herido a decenas durante una importante festividad religiosa chií. Los informes indican que al menos 18 personas perdieron la vida por la explosión de varias bombas en todo Baghdad cuando los peregrinos chiíes se reunían para conmemorar el aniversario de la muerte del imán Moussa al Kadhim, bisnieto del profeta Mahoma.Sin embargo, según las cifras divulgadas por el Ministerio del Interior la cifra de fallecidos es inferior y habrían muerto al menos 23 personas en todo el país.“Los ataques deliberados contra la población en general demuestran un total desprecio por el derecho a la vida y nunca pueden justificarse”, ha declarado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.“Hace falta una investigación sin demora, exhaustiva e imparcial. Quienes sean hallados responsables deben comparecer ante la justicia en actuaciones que cumplan las normas internacionales de imparcialidad y sin imposición de la pena de muerte”.En otro atentado cometido el miércoles en la ciudad meridional de Hilla, mayoritariamente chií, dos coches bomba, uno de ellos detonado por un atacante suicida, explosionaron frente a unos restaurantes a los que suelen acudir las fuerzas de seguridad y, según informes, causaron la muerte de 22 personas y heridas a 38.Hasta el momento nadie ha reivindicado la responsabilidad de ninguno de los ataques, cometidos en medio de la crisis política creciente que afecta al país.La violencia en Irak ha aumentado considerablemente desde que los últimos soldados estadounidenses salieron del país en diciembre de 2011. En enero de 2012, al menos 55 civiles murieron en atentados suicidas con bomba y otros ataques en todo el país. En los últimos días se está cometiendo una oleada de ataques contra la comunidad chií, incluido el del pasado domingo, cuando seis personas murieron en un ataque de mortero contra una plaza llena de peregrinos chiíes.