Siria: Continúa la represión a pesar de las esperanzas suscitadas por el plan de paz de Annan

En Siria han continuado las detenciones, a pesar de que apenas hace unos días el gobierno sirio se comprometió a poner en práctica partes del plan de seis puntos propuesto por Kofi Annan, ha afirmado hoy Amnistía Internacional.

Según informes, el 1 de abril, hombres vestidos de civil detuvieron a 13 estudiantes, todos ellos muchachos de entre 17 y 19 años, en un instituto de enseñanza secundaria de la ciudad de Daraya especializado en administración de empresas.

Familiares de los jóvenes contaron a Amnistía Internacional que, según testigos presenciales, los hombres registraron, golpearon e insultaron a los estudiantes delante de otros alumnos antes de llevárselos. Las familias no tienen información sobre su paradero ni su seguridad.

Las familias de los 13 estudiantes contaron a Amnistía Internacional que, según creen, los hombres que detuvieron a los jóvenes pertenecían a los servicios de inteligencia de la Fuerza Aérea, un organismo de seguridad responsable de muchas, si no la mayoría, de las detenciones practicadas en Daraya desde marzo de 2011.

A lo largo del año transcurrido desde el comienzo de los levantamientos, en la región de Daraya se han celebrado protestas generalizadas, en muchos casos encabezadas por jóvenes activistas.

“Miles de personas continúan detenidas en toda Siria; muchas están recluidas en régimen de incomunicación, corren peligro de sufrir torturas y no tienen acceso a abogados”, ha afirmado Ann Harrison, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Mantener a las personas recluidas en tales condiciones, y practicar nuevas detenciones como esta, plantea serios interrogantes en el sentido de hasta qué punto está decidido el gobierno a respetar los compromisos adquiridos en relación con el plan de Annan."

Kofi Annan, enviado especial conjunto de la Naciones Unidas y la Liga de Estados Árabes para Siria, afirmó ayer ante el Consejo de Seguridad de la ONU que el gobierno sirio había accedido a comenzar a aplicar de inmediato partes del plan.

Sin embargo, señaló que el gobierno no había facilitado información sobre el modo en que iba a cumplir otras partes del plan, como su compromiso de “intensificar el ritmo y el número de liberaciones de todas las personas detenidas arbitrariamente debido a los recientes sucesos”.

Según informes recibidos por Amnistía Internacional, se siguen practicando a diario decenas de detenciones. La organización también tiene constancia de muchos casos de personas detenidas durante febrero y marzo –por ejemplo, el torno a nueve personas fueron detenidas en el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión– que continúan recluidas en régimen de incomunicación y no han quedado en libertad.

La organización afirma que ha recibido los nombres de 232 personas que, según informes, han muerto desde que Siria accedió a aplicar el plan de seis puntos el 27 de marzo; 17 de ellas eran menores.Reunión del grupo Amigos de Siria

Amnistía Internacional ha manifestado que las medidas promovidas en la reunión del grupo Amigos de Siria celebrada el domingo, con las que se pretende mejorar la rendición de cuentas por los crímenes de lesa humanidad en Siria, pusieron de relieve el hecho de que el Consejo de Seguridad de la ONU no ha establecido un mecanismo internacional para que los responsables rindan cuentas.

En su comunicado final, el grupo accedió a “crear una iniciativa multilateral de apoyo a las medidas adoptadas en Siria y en el ámbito internacional para documentar, analizar y guardar información sobre la comisión de graves violaciones de derechos humanos, a fin de disuadir de esta actuación y establecer las bases para la futura rendición de cuentas.”

Amnistía Internacional ha manifestado que todas las diligencias de la investigación deben llevarse a cabo de modo independiente e imparcial y, preferiblemente, bajo los auspicios de la ONU. La organización ha reiterado su petición de que toda misión de la ONU enviada al país como parte del plan de Annan incluya a observadores de derechos humanos que puedan remitir información esencial a los investigadores, incluida la comisión internacional independiente de investigación sobre Siria.

La organización ha afirmado que el hecho de que haya observadores que documenten crímenes de derecho internacional es fundamental para garantizar justicia para las víctimas y la rendición de cuentas de los perpetradores.

Esta rendición de cuentas podría garantizarse mediante investigaciones por parte de la Corte Penal Internacional –que Amnistía Internacional ha solicitado al Consejo de Seguridad de la ONU instándole a que remita la situación de Siria a la CPI– o mediante investigaciones nacionales, llevadas a cabo en aplicación de la jurisdicción universal, que permitan iniciar juicios con garantías y sin recurrir a la pena de muerte.

“Tras un año de inacción, el mes pasado el Consejo de Seguridad respaldó por fin el plan de Kofi Annan y afirmó que estudiaría la adopción de nuevas medidas según fuese pertinente", ha declarado Ann Harrison.

"Pero ahora le corresponde al Consejo de Seguridad demostrar que ha hecho algo más que facilitar más tiempo y protección al gobierno sirio para que continúe con su brutal represión".

"Lo que tenemos que ver ahora es que el Consejo de Seguridad adopta medidas jurídicamente vinculantes para acabar con la violencia, como garantizar la rendición de cuentas y poner fin al flujo de armas que llegan al país."

Nota para periodistas

Estos son los nombres de los estudiantes que, según informes, fueron detenidos el 1 de abril en la Escuela Secundaria de Comercio de Daraya:

1- Omar al Fahhal

2- Wael Khanji

3- Abd al Wahab Fawwal

4- Majd Nayla

5- Nidal Dahous

6- Wael Idliby

7- Mohamed Sharebji

8- Mohamed Shaker Dabbas

9- Ali Khawladi

10- Mahmoud Badr

11- Anas al Sharebji

12- Amjad Ali Wahby

13- Wael Qawqanji