Etiopía, Tanzania y Zambia: George W. Bush debe ser procesado

Amnistía Internacional insta a los gobiernos de Etiopía, Tanzania y Zambia a que detengan al ex presidente estadounidense George W. Bush por crímenes de derecho internacional durante la visita que está previsto que este realice a la región entre el 1 y el 5 de diciembre de 2011. 

Amnistía Internacional considera que hay suficientes indicios que son de dominio público, tanto de las autoridades estadounidenses como del propio George W. Bush, para que Etiopía, Tanzania y Zambia soliciten investigar la presunta implicación y responsabilidad del ex presidente en actos de tortura, y asegurar que esté presente durante la investigación. 

“Todos los países a los que viaja George W. Bush tienen la obligación de ponerlo a disposición judicial por su papel en actos de tortura”, ha dicho Matt Pollard, asesor jurídico principal de Amnistía Internacional. 

Amnistía Internacional reconoce la importancia de sensibilizar a la población sobre el cáncer de mama y de cuello de útero en África, motivo declarado de la visita, pero esto no atenúa en absoluto el daño que hace a la lucha contra la tortura el hecho de que se permita que alguien que ha admitido haber autorizado el water boarding (simulacro de ahogamiento) viaje sin afrontar las consecuencias que dispone la ley.

“El derecho internacional exige que no haya ningún refugio para los responsables de tortura. Etiopía, Tanzania y Zambia deben aprovechar esta oportunidad para cumplir con sus obligaciones y poner fin a la impunidad de que hasta ahora ha disfrutado George W. Bush.”

Amnistía Internacional ha escrito a los ministros de Justicia de cada uno de estos países para recordarles sus obligaciones en virtud del derecho internacional y aportarles la documentación que respalde la necesidad de investigar a George W. Bush.