• Comunicado De Prensa

Pakistán debe poner fin a las desapariciones forzadas

Las autoridades de Pakistán deben poner fin con carácter de urgencia a la práctica generalizada de la desaparición forzada y garantizar que toda persona detenida tiene pleno acceso a abogados y tribunales, afirma Amnistía Internacional en un nuevo informe hecho público hoy.

“El gobierno de Pakistán ha hecho escasos progresos en lo relativo a resolver cientos de casos de presunta desaparición, al tiempo que se están denunciando nuevos incidentes en todo el país”, ha afirmado Sam Zarifi, director del Programa Regional para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.

El informe, titulado The Bitterest of Agonies: End enforced disappearances in Pakistan, publicado en el Día Internacional de los Desaparecidos, pone de relieve la difícil situación de cientos de personas detenidas arbitrariamente y recluidas en instalaciones secretas en Pakistán desde finales de 2001, cuando este país se convirtió en un aliado clave en la “guerra contra el terror” liderada por Estados Unidos.

Sigue sin conocerse el paradero de todas estas víctimas.

Las personas acusadas de implicación en actividades de terrorismo y los opositores políticos del gobierno paquistaní –como los miembros de grupos nacionalistas sindis y baluchis de Pakistán– se cuentan entre los colectivos que son objeto cada vez con mayor frecuencia de desaparición forzada.

“A pesar de tres años de promesas en el sentido de que la crisis se resolvería, cientos de familias necesitan conocer con la máxima urgencia la suerte de sus seres queridos”, ha afirmado Zarifi.

“No son sólo las víctimas quienes se ven directamente afectadas. Sus familias no pueden seguir adelante, desde el punto de vista emocional, pero tampoco en el plano jurídico y práctico, hasta que puedan descubrir de manera concreta qué les ha sucedido a los desaparecidos.”

Amina Masood Janjua, esposa de Masood Ahmed Janjua, no ha visto a su esposo desde que fue apresado durante un viaje en autobús a Peshawar en julio de 2005.

Amina dijo a Amnistía Internacional: “Es lo peor que te puede suceder. Cuando alguien muere, tú lloras y la gente te consuela, y al cabo de un tiempo llegas a aceptarlo; pero si alguien desaparece, dejas de respirar, es la peor de las agonías.”

Notas para periodistas

Hay a su disposición fotografías y dibujos hechos por niños y niñas afectados por desapariciones forzadas.

Familiares de víctimas de desapariciones y supervivientes están a su disposición para entrevistas.

Para obtener una copia del informe de Amnistía Internacional The Bitterest of Agonies: End enforced disappearances in Pakistan, para concertar entrevistas o para cualquier otra información, pónganse en contacto con la encargada de prensa de Amnistía Internacional para Asia, Katya Nasim, katya.nasim@amnesty.org / + 44 207 413 5871.