Reacción de Amnistía Internacional ante la violencia contra la marcha del Orgullo en Croacia

 

En respuesta a la violencia contra las personas que participaban en la marcha del Orgullo que, bajo el lema “Diferentes familias, los mismos derechos”, se celebraba en la localidad de Split, y que obligó a interrumpir el evento, Nicola Duckworth, directora del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional, ha afirmado:"Es una vergüenza que la policía no haya protegido adecuadamente a las personas que participaban en la marcha de hoy.””Las autoridades deben abrir inmediatamente una investigación sobre lo ocurrido. La policía debe dejar muy claro que la violencia discriminatoria es un delito común que no se tolerará.”"Las autoridades croatas deben actuar para que esto no vuelva a suceder en el futuro, y el primer paso sería que todos los líderes políticos afirmaran rotundamente que todo el mundo tiene derecho a manifestarse de forma pacífica y a expresar su identidad.”Según uno de los organizadores de la marcha que habló con Amnistía Internacional, al menos cinco personas que participaron en ella resultaron heridas por piedras y otros objetos arrojados por personas contrarias a la manifestación. Una de ellas tuvo que ser hospitalizada con una herida en la cabeza.