• Comunicado De Prensa

Turquía debe revisar las leyes que restringen la libertad de expresión

Amnistía Internacional ha instado hoy a las autoridades turcas a que revisen el uso de una ley sobre “incitación al odio o a la hostilidad” tras ser detenidos ayer ocho periodistas por pertenecer a Ergenekon, presunta red ultranacionalista con vínculos a las instituciones del Estado. Algunos de los integrantes del grupo fueron detenidos en aplicación del artículo 126 del Código Penal turco, cuya definición de las restricciones al derecho a la libertad de expresión es mucho más amplia de lo que permite el derecho internacional de los derechos humanos. “Al menos dos de los periodistas fueron detenidos en virtud de leyes que se aplican arbitrariamente y se usan sobre todo para perseguir las opiniones disidentes minoritarias”, ha dicho Nicola Duckworth, directora del Programa Regional para Europa y Asia Central.  “Gran número de artículos del Código Penal turco y otras leyes del país limitan el derecho a la libertad de expresión, bien sea directamente o mediante una redacción imprecisa y una aplicación arbitraria”. Ergenekon es objeto de un proceso judicial que comenzó en 2008. Entre los acusados hay altos cargos de las fuerzas armadas, tanto en activo como retirados. Amnistía Internacional ha expresado su preocupación por las actuaciones judiciales emprendidas en el pasado contra algunos de los periodistas, como Ahmet ?ýk, acusado de “denigración de la turquicidad” en 2007 y absuelto en abril de 2008, y Nedim ?ener, acusado de “intentar influir en la judicatura”, “insultar a un funcionario público” y “violar el secreto de las comunicaciones” y absuelto en diciembre de 2010.