• Comunicado De Prensa

Sudán: Continúa la represión de las protestas pacíficas

Las autoridades sudanesas deben poner en libertad a las más de 50 personas detenidas durante una manifestación antigubernamental pacífica celebrada en la capital, Jartum, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Según informes, la policía y agentes del Servicio de Inteligencia y Seguridad Nacional (NISS) golpearon a los manifestantes de la plaza de Abu Jenzir que pedían que se pusiera fin a los 21 años de gobierno del presidente Al Bashir.

Entre las personas detenidas figuran destacados activistas pro derechos humanos, políticos y periodistas. Algunas de ellas fueron arrestadas en sus domicilios por el NISS.

La protesta era parte de las manifestaciones que se están celebrando actualmente organizadas por grupos de jóvenes y partidos de la oposición inspirados en las protestas antigubernamentales del Norte de África.

“El gobierno sudanés debe poner en libertad inmediatamente a todos los manifestantes”, ha declarado Erwin van der Borght, director del Programa para África de Amnistía Internacional.

“Además, las autoridades deben investigar todos los presuntos casos de tortura y otras formas de malos tratos en detención y hacer que los perpetradores respondan de sus actos.”

Según los informes, ayer fueron detenidas unas 30 personas, entre las que había destacados activistas pro derechos humanos, durante una marcha pacífica celebrada en Jartum para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Todas ellas fueron puestas en libertad posteriormente.

Se cree que alrededor de una decena de personas siguen detenidas tras las manifestaciones que comenzaron a finales de enero de este año.

Los informes indican que la mayoría de las personas detenidas, casi todos jóvenes estudiantes de ambos sexos, han sido torturados bajo custodia.

Se ha informado de seis casos de acoso y abusos sexuales, incluida una violación múltiple, de personas bajo custodia del NISS.