• Comunicado De Prensa

Singapur condena a la cárcel a un autor británico

Singapur asestó un duro golpe a la libertad de expresión al condenar a prisión a Alan Shadrake, autor británico de 76 años, por la publicación de un libro en el que critica al poder judicial singapurés, según ha afirmado hoy Amnistía Internacional. Shadrake fue condenado a seis semanas de cárcel y al pago de una multa de 50.000 dólares singapureses (15.400 dólares estadounidenses). Fue declarado culpable de desacato al tribunal por “escandalizar al poder judicial” en relación con las acusaciones de conducta indebida de los jueces en su libro sobre la pena de muerte en Singapur.“Singapur está respondiendo a las críticas encarcelando a quienes las emiten –afirmó Sam Zarifi, director del Programa Regional de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía–. La condena impuesta a Alan Shadrake supone un gran retroceso para la libertad de expresión en Singapur.”Shadrake fue detenido en Singapur en julio de 2010 tras presentar su libro Once a Jolly Hangman: Singapore Justice in the Dock (“Érase una vez un feliz verdugo: la justicia de Singapur en el banquillo de los acusados”). Ha sido procesado en aplicación de la legislación penal de Singapur contra la difamación, utilizada para perseguir a otras personas críticas con el gobierno. El relator especial de la ONU sobre la libertad de expresión ha pedido a los países que procedan a abolir de su legislación penal las leyes relativas a la difamación, basándose en que el derecho civil ya protege adecuadamente de la difamación. “Al penalizar a Alan Shadrake, Singapur ha conseguido que la atención global se centre todavía más en su falta de respeto hacia la libertad de expresión” señaló Zarifi.