Singapur condena a autor de libro sobre la pena de muerte

La condena en Singapur de Alan Shadrake por desacato al tribunal restringirá aún más la libertad de expresión y las críticas legítimas al poder judicial de Singapur, ha declarado hoy Amnistía Internacional.  

Shadrake, ciudadano británico de 75 años residente en Malaisia, ha sido declarado culpable hoy de desacato al tribunal porque, según la sentencia, su libro Once a Jolly Hangman: Singapore Justice in the Dock “desacredita al poder judicial” y alega “conductas indebidas graves de los tribunales”.

Shadrake puede ser condenado a prisión, al pago de una multa o a ambas penas. La vista para la imposición de condena se celebrará el próximo martes 9 de noviembre.

“Esta resolución tiene un efecto negativo en la libertad de expresión, tanto para los singapureses como para los extranjeros”, ha declarado Sam Zarifi, director del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.  

En su libro, Alan Shadrake acusa a los tribunales de Singapur de someterse a la presión del gobierno y de las personas adineradas. “El enjuiciamiento penal de Shadrake en Singapur sólo pone de relieve el precario historial del país de respeto a la libertad de expresión”, ha afirmado Sam Zarifi. Shadrake está enjuiciado también en aplicación de las leyes penales sobre difamación de Singapur, que se han utilizado en ocasiones anteriores para silenciar a quienes critican al gobierno. El relator especial de la ONU sobre la libertad de expresión ha pedido a todos los países la abolición de las leyes penales sobre difamación, alegando que las leyes civiles sobre difamación ya proporcionan protección suficiente. Shadrake fue detenido en Singapur en julio de 2010 tras presentar su libro sobre la historia de la pena de muerte en Singapur.