No es posible ignorar a mil millones de habitantes de barrios marginales

Los gobiernos no pueden celebrar el 4 de octubre el Día Mundial del Hábitat ignorando que mil millones de personas viven en barrios marginales, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

“Hace un par de semanas, en Nueva York, los gobiernos prometieron ayudar a 100 millones de personas que viven en barrios marginales. El problema es que el número de personas que viven en estos asentamientos precarios –sin agua, escuelas, saneamiento ni atención a la salud– asciende a más de mil millones”, ha dicho Widney Brown, directora general de Derecho Internacional y Política de Amnistía Internacional.

En todo el mundo se llevan a cabo desalojos forzosos masivos de personas que viven en barrios marginales: se desaloja a comunidades de romaníes en Europa, a los habitantes de asentamientos precarios en Delhi para hacer sitio para los Juegos de la Commonwealth, y en Port Harcourt, Nigeria, hay más de 200.000 personas que podrían ser desalojadas.

En la reciente Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) no se pidió a los gobiernos que pusieran fin a los desalojos forzosos, a pesar de la evidencia de que éstos hunden aún más a las personas en la pobreza y minan todos los ODM. En vez de ello, se les pidió que redujeran la población que vive en asentamientos precarios, algo que podría contribuir a que se produzcan más desalojos forzosos.

“Desde Francia hasta Zimbabue, pasando por Camboya, hemos documentado cómo los gobiernos destrozan los hogares de los más pobres. Las personas cuyas casas son destruidas se ven abandonadas por la ley, no consiguen ninguna indemnización y se quedan sin sitio donde vivir”, ha dicho Widney Brown.

“Es hora de que los dirigentes mundiales vayan más allá de la retórica que oímos en Nueva York y emprendan acciones urgentes para proteger los derechos de las personas que viven en barrios marginales”.

Nota a los periodistas

Expertos de Amnistía Internacional con conocimientos sobre las regiones o los países o especializados en derecho a la vivienda y desalojos forzosos están a su disposición para hacer comentarios en vísperas del Día Mundial del Hábitat.

Si desean concertar entrevistas u obtener más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa en el teléfono +44 207413 5566 o en la dirección de correo electrónico press@amnesty.org.

Amnistía Internacional se centra en los ODM y en los barrios marginales dentro de su campaña Exige Dignidad, cuyo objetivo es poner fin a las violaciones de derechos humanos que conducen a la pobreza en todo el mundo y la agravan. La organización pide a todos los gobiernos que pongan fin a los desalojos forzosos y garanticen el acceso igualitario a los servicios públicos de las personas que viven en barrios marginales y su participación activa en las decisiones que afectan a sus vidas. La campaña moviliza a personas de todo el mundo para exigir a gobiernos, corporaciones y otras entidades con poder escuchen la voz de quienes viven en la pobreza y reconozcan y protejan sus derechos. Si desean más información, visiten http://www.amnesty.org/es/demand-dignity