Pide a los gobiernos de América Latina y el Caribe invertir más y mejor en salud

Endeudarte cada vez que tú o tu familia se enferman, o que pagar un hospital privado sea la diferencia entre la vida y la muerte no está bien.

América Latina y el Caribe fue la región más afectada del mundo por la pandemia del nuevo coronavirus, con el 28% de las muertes globales por Covid-19, pese a tener sólo el 8% de la población global.

La región también sufrió la peor crisis económica y la mayor pérdida de empleos, que llevaron a 16 millones de personas a la pobreza extrema.

Esta tragedia se pudo evitar si las autoridades hubieran puesto la vida de las personas primero. En cambio, siguieron políticas que empobrecieron los sistemas de salud pública y perpetuaron la desigualdad extrema. La pandemia nos mostró que las decisiones de nuestras autoridades son asuntos de vida o muerte.

Hoy tenemos en nuestras manos la oportunidad de construir un sistema justo e igualitario que salve la vida de millones de personas.

Firma esta petición y pide a tu gobierno:

1. Invertir al menos 6% de su producto interno bruto en salud pública.

2. Llevar esos recursos a los grupos más desprotegidos, como pueblos indígenas y afrodescendientes, y personas que viven en pobreza o no tienen protección social.

3. Cobrar más impuestos a quienes tienen más recursos para financiar la salud.

¡La salud no espera!