Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

22 abril 2013

Grecia: Desesperación en los campos tras los disparos contra 33 trabajadores migrantes en Manolada

Grecia: Desesperación en los campos tras los disparos contra 33 trabajadores migrantes en Manolada
Los trabajadores migrantes bangladeshíes viven en condiciones terribles junto a una plantación de fresas en Manolada, Grecia.

Los trabajadores migrantes bangladeshíes viven en condiciones terribles junto a una plantación de fresas en Manolada, Grecia.

© Maxime Gyselinck


Nos golpearon y nos dijeron: ‘Os vamos a matar’. Tres de ellos nos disparaban mientras los demás nos golpeaban con palos. El tiroteo continuó durante más de 20 minutos.
Fuente: 
Trabajador migrante bangladeshí en Manolada
Fecha: 
Lun, 22/04/2013
Las condiciones de vida que hemos presenciado en Manolada son un aterrador atisbo del inframundo atroz que soportan miles de trabajadores migrantes de la zona.
Fuente: 
Kondylia Gogou, investigadora de Amnistía Internacional sobre Grecia

Las víctimas de un reciente tiroteo en una plantación de fresas en el sur de Grecia siguen temiendo por su seguridad y su sustento. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional tras una visita a la plantación.  

El 17 de abril, los capataces de la plantación dispararon contra un grupo de 33 trabajadores bangladeshíes en Manolada cuando éstos se unieron a otros trabajadores que protestaban porque llevaban siete meses sin cobrar su salario. Ocho de los trabajadores resultaron heridos de gravedad.

“Nos golpearon y nos dijeron: ‘Os vamos a matar’. Tres de ellos nos disparaban mientras los demás nos golpeaban con palos. El tiroteo continuó durante más de 20 minutos”, dijo uno de los trabajadores a una delegación de Amnistía Internacional que ha visitado el campo en los últimos días. 

Durante su visita, la delegación observó las terribles condiciones en las que viven los trabajadores –algunos de ellos adolescentes–, hacinados en cobertizos sin acceso a agua no contaminada ni a saneamiento. 

“Las condiciones de vida que hemos presenciado en Manolada son un aterrador atisbo del inframundo atroz que soportan miles de trabajadores migrantes de la zona”, ha manifestado Kondylia Gogou, investigadora de Amnistía Internacional sobre Grecia. 

“Aunque la rápida reacción de las autoridades griegas a los disparos es encomiable, es preciso hacer más para abordar las espantosas condiciones y la explotación laboral que, para empezar, provocaron la protesta de los trabajadores bangladeshíes. Esas condiciones de trabajo y de vida son inaceptables en la Europa del siglo XXI.”

Explotación laboral

Las autoridades griegas condenaron sin demora el suceso de la semana pasada –que comenzó cuando unos 200 trabajadores protestaron porque llevaban siete meses sin recibir su salario–, y están llevando a cabo investigaciones criminales, que han conducido a la detención de cuatro sospechosos: el propietario de la plantación y tres capataces.

No obstante, las autoridades griegas aún tienen que tomar medidas urgentes para abordar el arraigado problema de la explotación laboral, puesto de relieve por este incidente.

El tiroteo de la semana pasada fue la culminación de meses de abandono y explotación de miles de trabajadores migrantes en los alrededores de Manolada. 

Según testigos entrevistados por Amnistía Internacional, en la zona trabajan unos 2.000 bangladeshíes, junto con otros 3.000 o más trabajadores de otros países, entre ellos Bulgaria y Albania. Algunos tienen permiso de residencia o han solicitado el asilo, pero otros son migrantes irregulares sin seguro ni acceso a atención médica. 

La organización visitó algunos de los cobertizos donde viven los recolectores de fresas, cerca de la plantación donde se produjo el incidente de la semana pasada. En cada una de esas estructuras, consistentes en poco más que una cubierta de plástico, viven más de 20 personas. Carecen de saneamiento, y su único acceso a agua corriente es una manguera. 

Uno de los representantes de los trabajadores –que lleva 15 años viviendo en Grecia– dijo a Amnistía Internacional que a los bangladeshíes les habían prometido un exiguo salario de 3,15 euros a la hora por una jornada laboral de siete horas. Antes de la protesta de la semana pasada llevaban siete meses sin cobrar. Además, los trabajadores afirman que los obligan a pagar 20 euros al mes –casi un día de salario– por vivir en los cobertizos de la plantación. 

Siete de los bangladeshíes heridos por los disparos continúan en el hospital. Se teme por la seguridad de los trabajadores que permanecen en la plantación.

“Nuestra visita a Manolada confirmó el auténtico miedo y el constante peligro a que se enfrentan los recolectores de fresas, que aún no se han recuperado del violento ataque de la semana pasada, y su desesperación por no recibir su salario y no poder mantener a sus familias. La triste realidad es que muchos de ellos se ven atrapados, y sienten que no tienen más opción que seguir trabajando allí”, ha manifestado Kondylia Gogou. 

Una vieja historia

Desde 2008, los medios de comunicación griegos han informado de los bajos salarios, las malas condiciones de vida y el trato indebido que padecen los recolectores de fresas en Manolada.  

Algunos de los periodistas que han cubierto el tema han recibido amenazas. Los capataces de la plantación golpearon y amenazaron a un periodista y fotógrafo del periódico VIMA en abril de 2011. 

Los periodistas Makis Nodaros y Dina Daskalopoulou dijeron a Amnistía Internacional que los habían amenazado tras informar sobre la trata de personas y la explotación laboral de los trabajadores migrantes en la zona desde 2008, y una periodista de televisión contó a Amnistía Internacional que la habían intimidado mientras cubría los sucesos de la plantación. 

“Los ataques y amenazas contra periodistas no deben tolerarse. Las autoridades griegas deben trabajar para cambiar la situación de los trabajadores migrantes que los periodistas tratan de documentar”, ha manifestado Kondylia Gogou.

Amnistía Internacional señala que los trabajadores migrantes de Manolada tienen derecho a una reparación completa por la explotación laboral que han sufrido; ese derecho incluye el acceso a los mecanismos jurídicos y de otro tipo que sean oportunos para obtener dicha reparación.

Tema

Exige Dignidad 
Refugees, Displaced People And Migrants 

País

Grecia 

Región

Europa y Asia Central 

Campañas

Exige Dignidad 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »