Myanmar

Ver otros países en

  • ASIA Y OCEANíA
  • AFGANISTáN
  • AUSTRALIA
  • BANGLADESH
  • CAMBOYA
  • CHINA
  • COREA DEL NORTE
  • FILIPINAS
  • FIYI
  • INDIA
  • INDONESIA
  • JAPóN
  • MALASIA
  • MALDIVAS
  • MONGOLIA
  • MYANMAR
  • NEPAL
  • NUEVA ZELANDA
  • PAKISTáN
  • PAPúA NUEVA GUINEA
  • SINGAPUR
  • SRI LANKA
  • TAILANDIA
  • TAIWáN
  • VIETNAM

Resumen

La situación de los derechos humanos empeoró radicalmente tras el golpe de Estado de febrero. Las fuerzas de seguridad mataron a más de un millar de personas y detuvieron a muchos miles más que se oponían a la toma del poder por el ejército. Se recibieron informes sobre torturas generalizadas de personas detenidas. Decenas de miles de personas se vieron forzadas a desplazarse debido al conflicto armado, en el que el ejército llevó a cabo ataques indiscriminados y ataques contra civiles y bienes de carácter civil. El número de personas que continuaban desplazadas a causa de conflictos o de actos de violencia ocurridos en el pasado era igualmente elevado. La población de las zonas afectadas por el conflicto armado carecía de servicios básicos, y en algunas zonas el ejército impidió el reparto de ayuda humanitaria. El ejército sometió a las mujeres y a las niñas a violencia sexual. Se negó a los niños y niñas el derecho a la educación. Decenas de personas fueron condenadas a muerte in absentia por tribunales militares.

Leer más

Estado de pena de muerte

Abolicionista en la práctica

Mantiene la pena de muerte en la ley, pero no ha ejecutado durante al menos 10 años

Ver el informe de Amnistía Internacional 2021/22

Noticias

Urgent Actions

Campaign tools you can use to urgently intervene and protect people's human rights.

Consultas de los medios de comunicación


[email protected]

Dirección

P.O. Box 1523 Nana Post Office Bangkok 10112 THAILAND

Teléfono

+66 2 663 7979

Secretariado Internacional de Amnistía Internacional

Ver toda la información de contacto

Research

Reports, briefings, statements, submissions and other resources from Amnesty's researchers.