DECLARACIÓN PÚBLICA: YA ES HORA DE QUE AMAZON RESPETE EL DERECHO DEL PERSONAL A SINDICARSE

Mientras los consumidores se preparan para el Prime Day de Amazon —venta masiva a escala global para sus clientes de Prime que comienza el martes 13 de octubre—, Amnistía Internacional pide a la empresa de comercio electrónico que respete los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y, en concreto, el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse a ellos.

Alarman a Amnistía Internacional los datos, cada vez más numerosos en los últimos meses, que indican que Amazon interfiere en los derechos de trabajadores y trabajadoras a organizarse, e invierte importantes recursos para vigilarlos y vigilar la “amenaza” percibida de posible actividad sindical. Entre los ejemplos recientes aparecidos en los medios de comunicación figuran los siguientes:

  • El 6 de octubre, Recode informó de que, según una comunicación interna filtrada que había obtenido, Amazon planeaba invertir cientos de miles de dólares en vigilar las “amenazas” sindicales mediante un nuevo sistema tecnológico denominado “geoSPatial Operating Console”. Aunque Amazon no comentó si la comunicación era auténtica, su portavoz declaró a Recode que la empresa respeta “el derecho de los empleados a fundar sindicatos y afiliarse o no a ellos o a otra organización legítima de su elección, sin temor a represalias, intimidación o acoso”.[1]
  • En septiembre, Amazon publicó anuncios de empleo para analistas de información responsables de rastrear riesgos tales como “amenazas de organización sindical contra la empresa”. Amazon retiró posteriormente los anuncios y declaró que se habían publicado por error.[2]
  • También en septiembre, documentos internos de Amazon obtenidos por Vice News muestran que la empresa está vigilando y analizando grupos privados en Facebook de trabajadores y trabajadoras para, entre otros fines, rastrear planes de huelga o de protestas.[3]

Aunque Amazon afirma que respeta el derecho de los trabajadores y trabajadoras a fundar sindicatos y afiliarse a ellos, no ha desmentido las denuncias sobre vigilancia y rastreo de la actividad organizativa y sindical de estos. En una carta de 21 de septiembre de 2020, Amnistía Internacional pidió a Amazon más información sobre esta cuestión. El 5 de octubre, la organización escribió de nuevo a Amazon, pero no ha recibido aún respuesta.

Los esfuerzos de Amazon para disuadir a trabajadores y trabajadoras de organizarse no son nuevos, y los propios informes anuales de la empresa han identificado la existencia de comités de empresa o sindicatos como un factor de riesgo en sus operaciones internacionales.[4] Por ejemplo, en Reino Unido, Amazon ha emitido varias veces en los últimos años avisos legales por presuntas entradas ilegales y amenazas de mandamientos judiciales a sindicalistas de GMB que han intentado acercarse a trabajadores o trabajadoras y hablar con ellos fuera de las instalaciones de Amazon. Por su parte, sindicalistas de GMB dijeron a Amnistía Internacional que el personal de recursos humanos de Amazon ha confiscado y roto sus folletos a favor del sindicato entregados a los trabajadores una vez que estos estaban en el interior del centro de trabajo.

Al parecer, en Estados Unidos, trabajadores y trabajadoras de almacén que reclamaron sus derechos y expusieron su preocupación por las condiciones laborales durante la pandemia de COVID-19 han sido objeto de medidas disciplinarias o despedidos.[5]

El derecho internacional de los derechos humanos establece claramente que todas las personas tienen derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección,[6] y que los sindicatos desempeñan un papel fundamental para garantizar que se respeta el derecho al trabajo, que incluye el derecho a unas condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias.[7]Según las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la pertenencia a un sindicato o la participación en actividades sindicales no deben ser causa de despido ni perjudicar a un trabajador o trabajadora.[8]

Amazon tiene asimismo la responsabilidad de respetar los derechos humanos, tal como se articula en los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos, de la ONU.[9] Estos principios dejan claro que la responsabilidad de respetar los derechos humanos “[...] constituye una norma de conducta mundial aplicable a todas las empresas, dondequiera que operen. [...] Se trata de una responsabilidad adicional a la de cumplir las leyes y normas nacionales de protección de los derechos humanos”. Esto incluye la responsabilidad de respetar los derechos a la libertad de asociación, reunión y expresión.

La importancia de respetar el papel de los sindicatos en los centros de trabajo quedó más patente aún durante la pandemia de COVID-19. Hay numerosos ejemplos que demuestran cómo los sindicatos y las organizaciones de trabajadores y trabajadoras fueron fundamentales en la protección de los derechos humanos del personal de Amazon y en la obtención de mejores medidas de salud y seguridad y otras protecciones de la empresa. Estas experiencias muestran la estrecha relación entre el derecho de sindicación, negociación colectiva y la salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras.

Por ejemplo, en Francia, los sindicatos ayudaron a obtener “garantías sanitarias, el regreso voluntario al trabajo para el personal, horarios adaptados para ayudar a mantener la distancia y una subida salarial de 2 euros por hora hasta el final de mayo”.[10] En Italia, los sindicatos contribuyeron a obtener en un acuerdo “procesos de limpieza constantes y desinfecciones programadas y rastreadas; un calendario de actividades laborales y la organización de puestos de trabajo con la garantía de que siempre hay al menos dos metros de distancia entre trabajadores”.[11]

Pese a las expresiones públicas de Amazon de reconocimiento y gratitud al personal de la empresa,[12] estos sentimientos no parecen extenderse al derecho a sindicarse. Amnistía Internacional ha comunicado estas inquietudes a Amazon en cartas de abril y septiembre de 2020. En su respuesta a la carta de Amnistía Internacional de abril de 2020, la empresa manifestó: “(nuestro) enfoque de los derechos humanos se basa en las normas internacionales; respetamos y apoyamos los Convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo de la OIT y la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU”.[13]

Amnistía Internacional pide a Amazon que respete realmente los derechos de los trabajadores y trabajadoras a fundar sindicatos y a afiliarse a ellos, y que proteja su derecho a expresarse en relación con cuestiones de derechos humanos en sus centros de trabajo.

 

[1] Leaked: Confidential Amazon memo reveals new software to track unions, 6 de octubre de 2020. https://www.vox.com/recode/2020/10/6/21502639/amazon-union-busting-tracking-memo-spoc

[2] Lorenzo Franceschi-Bicchierai, “Amazon Is Hiring an Intelligence Analyst to Track 'Labor Organizing Threats”, Vice, 1 de septiembre de 2020.

[3] Lauren Gurley y Joseph Cox, “Amazon Is Spying on Its Workers in Closed Facebook Groups, Internal Reports Show”, Vice, 2 de septiembre de 2020, https://www.vice.com/en_ca/article/3azegw/amazon-is-spying-on-its-workers-in-closed-facebook-groups-internal-reports-show

[4] Amazon, 2018 Annual Report. https://s2.q4cdn.com/299287126/files/doc_financials/annual/2018-Annual-Report.pdf; Amazon, 2019 Annual Report. https://www.annualreports.com/HostedData/AnnualReports/PDF/NASDAQ_AMZN_2019.pdf

[5] Alison Griswold. “An Amazon executive quits over the company’s firing of activist employees”, 5 May 2020, https://qz.com/1850893/amazon-vp-tim-bray-quits-over-amazon-firing-activist-employees/; Monica Nickelsburg, Federal lawmakers press Bezos on Amazon’s firing of employee activists as antitrust probe looms, GeekWire, 7 May 2020, https://www.geekwire.com/2020/federal-lawmakers-press-bezos-amazons-firing-employee-activists-antitrust-probe-looms/

[6] Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, artículo 8. https://www.ohchr.org/en/professionalinterest/pages/cescr.aspx

[7] Tal como señala el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU en su Observación general 18, párrafo 54, https://www.refworld.org/docid/4415453b4.html

[8] Artículo 1.2.b, Convenio 98: Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949.

[9] Principios Rectores de la ONU sobre las empresas y los derechos humanos. Puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para “proteger, respetar y remediar” (doc. ONU HR/PUB/11/04), 2011.

[10] Chaim Gartenberg, “Amazon is reopening its French warehouses after COVID-19 labor dispute”, The Verge, 19 de mayo de 2020, https://www.theverge.com/2020/5/19/21263462/amazon-france-fulfillment-centers-reopen-union-dispute-health-safety.

[11] “Siglato l’accordo sulla sicurezza dei lavoratori, sospeso lo sciopero ad Amazon”, 27 de marzo de 2020, https://www.piacenzasera.it/2020/03/siglato-laccordo-sulla-sicurezza-dei-lavoratori-sospeso-lo-sciopero-ad-amazon/335679/.

[12] A message from our CEO and founder, 21 de marzo de 2020, https://blog.aboutamazon.com/company-news/a-message-from-our-ceo-and-founder; “Amazon rewards front-line employees with appreciation bonus”, 30 de junio de 2020. https://employeebenefits.co.uk/amazon-front-line-employees-bonus/.

[13] Pueden ver más detalles sobre los compromisos de Amazon en materia de derechos humanos en: Amazon Global Human Rights Principles, https://sustainability.aboutamazon.com/people/human-rights/principles.