Imani Gandy: Violencia contra las mujeres en Internet

Creo que Twitter se ha convertido en la nueva plaza pública. Me he dado cuenta de que Twitter es una plataforma estupenda para quienes normalmente no tienen mucha voz en el proceso político. Me refiero principalmente a las personas jóvenes de color, porque la comunidad “Black Twitter” existe por algún motivo. El que unas personas negras hayan sido capaces de juntarse para llegar a otras personas negras de todo el país ha sido algo muy potente. Twitter se ha convertido realmente en una poderosa herramienta de organización, tanto si se trata del último capítulo de la serie Scandal o del movimiento Black Lives Matter. Y la élite política no está acostumbrada a tener que contestar a este tipo de personas.

Me acosan [en Twitter] como mujer, y me acosan aún más por mi raza, por ser una mujer negra. A una mujer blanca la llama “zorra”; a mí, “zorra negra de mierda”. Elijan la identidad que elijan, la agarran y la utilizan contra ti. Si yo fuera una persona trans, me llamarían “zorra travesti”. Cualquier ofensa que se les ocurre contra un colectivo marginado, la usan.

La mayoría de los comportamientos abusivos [que recibo en Twitter] se eliminan con un filtro, y me he enseñado a mí misma a no hacer búsquedas de mi nombre porque luego me enfado mucho. No tiene gracia, llegas a ese punto en el que crees que todo el mundo te odia y te preguntas qué haces mal. Soy una persona con ansiedad, y está claro que esta situación la aumentó. La primera vez que alguien me llamó “negra de mierda” en Twitter, literalmente lloré..., y cinco minutos después me estaba riendo. Es simplemente una de esas cosas a las que te acostumbras y a estas alturas ya estoy básicamente acostumbrada.