China: “Burla” a la justicia con el rechazo del recurso de un activista detenido

La decisión de un tribunal chino de rechazar el recurso de apelación del destacado activista Xu Zhiyong y confirmar su condena de cuatro años de prisión es una burla a la justicia, ha manifestado Amnistía Internacional. Un tribunal de Pekín ha rechazo hoy, viernes, el recurso presentado por Xu Zhiyong contra la sentencia condenatoria dictada contra él en enero por “concentrar a una multitud para alterar el orden en un lugar público”.  “El fallo de hoy es una burla a la justicia, pues la decisión ya estaba tomada. Lo sorprendente habría sido que el tribunal de apelaciones hubiera anulado la sentencia condenatoria. En vez de hacer valer la libertad de expresión y de reunión, el tribunal ha optado una vez más por pisotear todos estos derechos fundamentales.”, ha señalado William Nee, investigador de Amnistía Internacional sobre China. “Xu Zhiyong es preso de conciencia y debe ser puesto en libertad de inmediato y sin condiciones. Las autoridades tienen que poner fin a esta persecución despiadada de toda persona relacionada con el movimiento Nuevo Ciudadano.” El martes comenzó el juicio de otros dos activistas vinculados a dicho movimiento, pero se aplazó tras abandonar los abogados la sala como protesta por la falta de garantías de que adolecía, a su entender, el procedimiento.  Ding Jiaxi y Li Wei están también acusados de “concentrar a una multitud para alterar el orden en un lugar público”. El jueves fue juzgado otro activista, Zhao Changqing, por el mismo cargo. Información complementaria  El año pasado se detuvo a decenas de personas vinculadas vagamente al movimiento Nuevo Ciudadano. Algunas de ellas han sido procesadas ya, simplemente por ejercer su derecho a la libertad de reunión y de expresión. Reconocido erudito, Xu Zhiyong escribió en mayo de 2012 un artículo en el que hablaba de que China necesita un movimiento de nuevos ciudadanos, acreditado para impulsar a una holgada red de activistas con miras a promover la transparencia del gobierno y sacar a la luz la corrupción. Entre las actividades propuestas para los “nuevos ciudadanos” figuran: ejercer la “responsabilidad del nuevo ciudadano” oponiéndose a la corrupción y haciendo el bien a la sociedad, participar en la vida cívica celebrando reuniones para hablar de la situación política, ayudar a los débiles y unirse para compartir y coordinar el trabajo.