Sudáfrica: Las personas desplazadas no deben ser trasladadas forzosamente de los campos temporales

Amnistía Internacional ha condenado hoy (23 de julio de 2008) el traslado forzoso por la policía de más de 700 personas, entre las que había refugiados y solicitantes de asilo, del campo para desplazados de Glenanda (“Rifle Range Road”), situado en las proximidades de Johannesburgo, hasta el Centro de Repatriación de Lindela.

Los traslados, que se efectuaron ayer, 22 de julio, ponen a los afectados en riesgo inminente de ser expulsados de Sudáfrica.

Estos hechos se han producido después de que, el 17 de julio, la policía hiciera uso excesivo de la fuerza contra los residentes de Glenanda e hiriera a 23 personas que recibieron disparos de balas de caucho a corta distancia. Amnistía Internacional ha pedido una investigación completa sobre este incidente.

Los traslados del martes ocurrieron después de que los funcionarios comenzaran a poner en práctica un sistema de inscripción y permisos temporales de residencia para las miles de personas que siguen desplazadas por la oleada de violencia contra los extranjeros que estalló en mayo en Gauteng, Cabo Occidental, Durban y otros lugares del país. Al parecer, las personas trasladadas del campo de Glenanda no estaban inscritas, por lo que carecían de los nuevos documentos de identidad.

“El nuevo proceso de inscripción ha provocado confusión, ha aumentado la tensión y ha hecho que algunas personas de los campos de desplazados se muestren reticentes a inscribirse. No se ha facilitado información fidedigna y clara sobre el proceso y sus repercusiones”, ha declarado Amnistía Internacional.

“Hemos comunicado al gobierno nuestra preocupación por el modo en que se ha introducido este nuevo sistema, incluida la falta de claridad sobre el efecto del nuevo permiso en la condición jurídica existente de las personas afectadas. Esto es especialmente crucial para quienes ya tienen derechos legales como refugiados o de residencia.”

La organización ha condenado también la forma en que los funcionarios habían negado el acceso a alimentos adecuados a quienes no se sometieron al proceso de inscripción en el campo para desplazados de Glenanda (“Rifle Range Road”), lo que constituye una violación de las obligaciones contraídas por Sudáfrica en virtud del derecho internacional.

Amnistía Internacional ha pedido al gobierno de Sudáfrica que cumpla sus obligaciones en materia de derechos humanos y no devuelva a solicitantes de asilo ni a otras personas que necesitan protección internacional a los países de los que han huido.

A principios de julio los delegados de Amnistía Internacional visitaron algunos de los campos para desplazados internos, en los que tuvieron conocimiento de casos de personas que habían intentado regresar a sus casas y habían sido objeto de amenazas o agresiones físicas por parte de la policía.

“Pedimos al gobierno que no clausure de forma precipitada estos campos. Existe una presión creciente sobre los residentes de estos campos para que se reintegren en las comunidades locales sin que se haya implantado un plan para una reintegración sin riesgos y sostenible”, ha afirmado Amnistía Internacional.

“Muchas de estas personas siguen sufriendo traumas por los ataques violentos y la destrucción de propiedades de mayo. El gobierno debe explicarles de forma más exhaustiva las implicaciones del proceso de inscripción y garantizar que no se violan sus derechos humanos.”

Información complementaria El 23 de mayo de 2008, Amnistía Internacional pidió al gobierno sudafricano que adoptase todas las medidas necesarias para proteger los derechos humanos de las personas que seguían corriendo el riesgo de sufrir ataques violentos y el desplazamiento de sus hogares debido a su origen étnico percibido o a su condición de “extranjeros” o solicitantes de asilo.

Véase AFR 53/007/2008, en https://www.amnesty.org/es/library/info/AFR53/007/2008/es

FIN/

Documento público **************************************** Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres por teléfono, en el +44 (0) 20 7413 5566, o por correo electrónico: [email protected] Amnistía Internacional, Secretariado Internacional, 1 Easton St., London WC1X 0DW (Reino Unido) www.amnesty.org __________________