© AFP via Getty Images

ONU: El nuevo alto comisionado debe defender a las víctimas de violaciones de derechos humanos

En reacción al esperado nombramiento de Volker Türk como nuevo alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, que se ha producido hoy, Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía, manifestó:

“Volker Türk ha sido designado para el máximo cargo de derechos humanos de la ONU en un momento en que esos derechos sufren amenazas considerables en todo el mundo. Con carácter inmediato, tiene que ayudar a dar una respuesta eficaz en materia de derechos humanos que incluya rendición de cuentas por la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania, le persecución de millones de uigures por China, y demasiadas crisis olvidadas, desde la de Yemen hasta las de RDC y Myanmar, entre otras. En su programa de trabajo debe figurar además reforzar la respuesta de derechos humanos al cambio climático y la desigualdad creciente”.

La voz [del alto comisionado] en defensa de las víctimas de violaciones de derechos humanos en todo el mundo deberá ser alta y clara. Cuentan con él para alzarse contra quienes comenten abusos contra los derechos humanos, incluso cuando se trata de Estados poderosos.

Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía


“Su voz en defensa de las víctimas de violaciones de derechos humanos en todo el mundo tendrá que ser alta y clara. Cuentan con él para alzarse contra quienes comenten abusos contra los derechos humanos, incluso cuando se trata de Estados poderosos.”

“También esperamos que respete y apoye el papel de la sociedad civil a la hora de orientar y perfilar las posturas y respuestas en materia de derechos humanos.

Amnistía Internacional espera trabajar con él para responder a las numerosas amenazas existenciales y violaciones de derechos humanos a las que se enfrenta el mundo.”

Volker Türk, de nacionalidad austriaca, ocupó anteriormente el cargo de subsecretario general de Política de la ONU. Su mandato de cuatro años empieza de inmediato, antes del 51º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, que comienza el 12 de septiembre. Sustituirá a la chilena Michelle Bachelet, que decidió no presentarse a un segundo mandato. Es el noveno alto comisionado desde que se creó el cargo en 1994.