©Amnesty International Switzerland

El abandono de Rusia del Consejo de Europa es una tragedia para las víctimas de los abusos del Kremlin

En reacción a la decisión del gobierno ruso de abandonar el Consejo de Europa y a su intención expresa de denunciar el Convenio Europeo de Derechos Humanos, Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, declaró:

“El abandono de Rusia del Consejo de Europa se produce tras su acto de agresión contra Ucrania, donde sus tropas han cometido posibles crímenes de guerra y graves violaciones de derechos humanos. La decisión preventiva de Rusia de abandonar la principal organización garante de los derechos humanos y el Estado de derecho en Europa y de denunciar el Convenio Europeo de Derechos Humanos —previa a una votación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo en la que iba a ser expulsada— es una tragedia para las víctimas de abusos contra los derechos humanos del Kremlin.”

La decisión preventiva de Rusia de abandonar la principal organización garante de los derechos humanos y el Estado de derecho en Europa y de denunciar el Convenio Europeo de Derechos Humanos es una tragedia para las víctimas de abusos contra los derechos humanos del Kremlin.

Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central

“Fuera del Consejo de Europa y dada la creciente degradación del Estado de derecho en Rusia, algunas de las últimas salvaguardias frente a los abusos contra los derechos humanos quedarán fuera del alcance de quienes más las necesitan en la Rusia actual.”

“Todas las partes interesadas de Rusia, incluidos sus legisladores, deben actuar para oponerse a esta decisión temeraria y evitar que el país se precipite a un abismo aún más profundo caracterizado por un total desprecio de los derechos humanos.”

Información complementaria

Durante una sesión de urgencia celebrada el 15 de marzo de 2022, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa votó a favor de la salida de Rusia de la organización. Antes, ese mismo día, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso notificó a la secretaria general del Consejo de Europa la retirada de la Federación Rusa de la organización en virtud del artículo 7 del Estatuto del Consejo de Europa, así como su intención de denunciar el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Unos días antes, el 25 de febrero, el Comité de Ministros del Consejo de Europa suspendió a la Federación Rusa de sus derechos de representación con efecto inmediato a consecuencia de la invasión militar de ésta a Ucrania. El Comité de Ministros del Consejo de Europa calificó las acciones de Rusia como “un quebrantamiento de la paz de una magnitud sin precedentes en el continente europeo desde la creación del Consejo de Europa” y una infracción del artículo 3 del Estatuto.

Sólo un Estado, Grecia, se ha retirado del Consejo de Europa. Lo hizo en 1969, durante la dictadura de los coroneles. En 1974, tras la caída de la junta militar griega, el Consejo de Europa readmitió al país.