Graciela Martínez/Amnistía Internacional

Honduras: El Fiscal Óscar Chinchilla debe retirar los cargos contra Jhony Salgado Fuentes

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, envió hoy una carta abierta al Fiscal General de Honduras, Oscar Fernando Chinchilla, en la que expresa la preocupación sobre la situación del señor Jhony Salgado Fuentes, víctima de detención arbitraria y abuso de autoridad a manos de la policía preventiva en el contexto de las protestas post electorales en 2017, y solicita que se desestimen los cargos penales en su contra. 

“Tras revisar la evidencia disponible, hemos comprobado que Jhony está acusado de delitos que no cometió. Es víctima de una detención arbitraria y de una persecución penal infundada. Las autoridades hondureñas no sólo deben retirar los cargos contra él, sino también identificar, enjuiciar y sancionar a todos los responsables de violar sus derechos humanos”, dijo Erika Guevara Rosas. 

Amnistía Internacional documentó el caso de Jhony Salgado en el informe Prohibido Protestar, uso de la fuerza y detenciones arbitrarias como estrategias para reprimir la disidencia en Honduras, publicado en 2018. La organización concluyó que existen serias inconsistencias e irregularidades en la prueba que sostiene la acusación contra Jhony Salgado. 

En 21 de diciembre de 2017, la policía detuvo arbitrariamente a Jhony Salgado en su propia casa, donde se encontraba con su familia. El Ministerio Público abrió un proceso penal en su contra basado en una prueba ilegal fabricada por quienes lo detuvieron, que le acusaron de portar un arma y hacer uso indebido de indumentaria policial en una protesta a la que ni siquiera asistió.  

Tras revisar la evidencia disponible, hemos comprobado que Jhony está acusado de delitos que no cometió. Es víctima de una detención arbitraria y de una persecución penal infundada. Las autoridades hondureñas no sólo deben retirar los cargos contra él, sino también identificar, enjuiciar y sancionar a todos los responsables de violar sus derechos humanos 

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

Jhony estuvo más de cuatro meses en prisión. Quedó en libertad el 25 de abril de 2018, a la espera de juicio, que comenzará el próximo 10 de agosto. De ser declarado culpable, Jhony Salgado enfrentaría una pena de prisión. 

El Ministerio Público presentó acusación contra cuatro policías presuntamente responsables de los delitos de abuso de autoridad y allanamiento en la casa de Johny, pero una jueza decidió que no existían suficientes elementos para seguir el caso y lo cerró. La abogada de la familia de Johny apeló la decisión de la jueza, un recurso que aún está pendiente de resolver. 

En la carta, Amnistía Internacional insta al Ministerio Público a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos de Jhony Salgado, lo que incluye: 

  • Garantizar el acceso a la justicia con la debida diligencia, por lo que la investigación a cargo del Ministerio Público debe ser independiente, imparcial y exhaustiva 
  • Garantizar los derechos a la presunción de inocencia, al debido proceso, a la libertad y a la integridad personal del señor Jhony Salgado; 
  • Revisar inmediatamente los dos expedientes penales en los que Jhony Salgado figura como agraviado y acusado, y que, con base en ello, se desestimen los cargos penales en su contra; 
  • Retomar la investigación penal para identificar, enjuiciar y sancionar a todos los responsables de su detención arbitraria y posterior persecución penal infundada; 
  • Reparar adecuadamente las violaciones de derechos humanos cometidas contra el señor Salgado. 

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con Duncan Tucker: [email protected] 

https://www.amnesty.org/es/documents/amr37/4565/2021/es/