Datos y Cifras: Estado de salud fallido en Perú

LAS COMUNIDADES INDÍGENAS EN ESPINAR

  • La investigación de Amnistía Internacional se realizó con 11 comunidades indígenas de Espinar: Alto Huancané, Bajo Huancané, Tintaya Marquiri, Pacopata, Huini Coroccohuayco, Huano Huano, Alto Huarca, Huarca, Huisa, Huisa Collana y Cala Cala.
  • Las comunidades indígenas pertenecen al Pueblo K’ana.
  • Las comunidades se ubican en área de influencia ambiental y social directa del Proyecto minero Antapaccay Expansión Tintaya - Integración Coroccohuayco (Proyecto Integrado) de propiedad de la Compañía Minera Antapaccay S.A., filial de la transnacional anglo-suiza Glencore PLC.

HALLAZGOS DE LA INVESTIGACIÓN:

  • Se realizaron análisis de sangre y orina para plomo, cadmio, arsénico, mercurio y manganeso a 150 personas.
  • 78% (117 personas) presentaron niveles de metales y sustancias tóxicas por encima de los valores de referencia, lo cual representa un riesgo para su salud.
  • Más del 58% (88 personas) tuvo niveles elevados de arsénico, lo que puede producir náusea y vómitos, disminución del número de glóbulos rojos y blancos en la sangre y ritmo cardíaco anormal.
  • Más del 29% (44 personas) tuvo niveles elevados de manganeso, que puede ser tóxico y acumularse en el cerebro, huesos, hígado, riñones y páncreas.
  • Más del 12% (19 personas) tuvo niveles elevados de cadmio, que puede producir enfermedad renal, daños de pulmón y fragilidad de los huesos.
  • Más del 4% (7 personas) tuvo niveles elevados de plomo, que puede afectar a casi todos los órganos y sistemas en el cuerpo. Los efectos del plomo incluyen anemia y presión alta, daño en los riñones, debilidad en los dedos, las muñecas o los tobillos, y daño cerebral grave en niveles elevados.
  • Los científicos han llegado a la conclusión de que no existe un nivel ni normal ni aceptable de plomo en el cuerpo humano.
  • Más del 3% (5 personas) tuvo niveles elevados de mercurio, que puede ser tóxico para el sistema nervioso, el sistema inmunológico, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, los riñones y los ojos.
  • De las 191 muestras de agua a las que se les aplicó una prueba de coliformes totales 151 resultaron positivas.
  • De las 151 muestras positivas 115 son utilizadas como agua de consumo humano.

FACTORES DE VULNERABILIDAD PARA LA SALUD DE LAS COMUNIDADES INDÍGENAS

Se aplicaron 134 encuestas:

  • 79% de las personas encuestadas no tiene seguro de salud y un 63.28% indicó que no hay servicios de salud en la comunidad.
  • 65% no pudo obtener todos los alimentos que necesitaba y un 71.63% no tuvo los recursos suficientes para obtener comida variada y nutritiva.
  • 9% pertenece a hogares donde viven de una a seis personas con un bajo nivel de escolaridad: un 5.3% no fue a la escuela; sólo un 16.5% terminó la primaria; y sólo un 23.8% terminó la secundaria.
  • 71% indicó que siempre tiene agua suficiente y 9.70% indicó que sólo a veces no tiene agua suficiente. En la mayoría de los hogares muchas veces (58.95%) o nunca (24.62%) hay agua suficiente para satisfacer las necesidades de beber, cocinar y de higiene personal.
  • El 100% de las personas encuestadas indicaron que les preocupa el agua. En la primera respuesta sobre lo que más les preocupa del agua, los encuestados indicaron que es el acceso al agua (47.01%), la contaminación del agua (38.05%) y el cambio de sabor del agua (13.43%).
  • En una segunda respuesta los encuestados dijeron que les preocupa que el agua pueda estar contaminada (45.52%), que el agua pueda afectar a la salud (36.56%) y el cambio de color del agua (5.97%). La mayoría de los encuestados (84.32%) cree que el agua no es limpia y segura
  • Sólo a un 32.33% les habían hecho previamente una prueba de laboratorio de metales y sustancias tóxicas alguna vez.
  • De las personas encuestadas, que habían sido analizadas alguna vez antes del estudio, 67.44% indicaron que sí les entregaron los resultados, aunque algunos con mucha demora, y un 20.93% indicó que nunca recibió sus resultados. De los que recibieron resultados, un 55.88% entendió los resultados y un 47.05% no entendió los resultados del análisis.

ESTRATEGIA DE SALUD PÚBLICA Y AMBIENTAL PARA ESPINAR

La estrategia debe:

  • Incluir a toda la población en situación de vulnerabilidad
  • Incluir un programa de vigilancia epidemiológica integral
  • Incluir un programa de vigilancia ambiental
  • Incluir un programa de atención de salud en todos los niveles de prevención
  • Asegurar la dotación de agua limpia y segura
  • Responder a la urgencia de la emergencia sanitaria
  • Incluir la evaluación de daños y plan de reparación