Dubai: Temor por la seguridad de Sheikha Latifa tras los “escalofriantes” mensajes de vídeo que revelan una situación de “rehén”

En respuesta al programa “Panorama” emitido por la BBC el 16 de febrero, en el que se reprodujeron los mensajes de vídeo grabados en abril de 2019 por la princesa emiratí  Latifa Mohammed bin Rashid Al Maktoum en los que se declaraba “rehén” retenida contra su voluntad, Lynn Maalouf, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África, ha declarado: 

“El contenido de los vídeos grabados por Sheikha Latifa es escalofriante, y nos preocupa enormemente la seguridad de la princesa, ya que sus amistades afirman que no se ha tenido ningún contacto con ella en los últimos meses”. 

“Quizá Sheikha Latifa esté recluida en una ‘jaula de oro', pero eso no cambia el hecho de que su privación de libertad es arbitraria y, habida cuenta de su prolongada duración, constituiría tortura. Sheikha Latifa ha sido sometida a toda una serie de violaciones de derechos humanos, incluidos secuestro, devolución forzada y reclusión en régimen de incomunicación desde hace ya casi tres años. Dubai y Emiratos Árabes Unidos deben garantizar de inmediato que se la libera y que se respeta su libertad de circulación. 

 “Amnistía Internacional pide a la comunidad internacional que atienda las peticiones de auxilio de Sheikha Latifa; la declaración pública realizada por la ONU respecto a que planteará el tema a las autoridades es un paso bien recibido, igual que lo sería una visita del relator especial sobre las detenciones arbitrarias para investigar la prolongada reclusión de la princesa. Emiratos Árabes Unidos ha cerrado en la práctica sus puertas al escrutinio de los expertos de la ONU sobre los derechos civiles y políticos desde 2014.” 

“El caso de Sheikha Latifa también se presta a un examen más amplio del historial de derechos humanos de Emiratos Árabes Unidos, que Amnistía Internacional ha criticado en numerosas ocasiones. Las autoridades emiratíes mantienen una política de represión sistemática de toda forma de disidencia o crítica. Desde 2011, las autoridades han reprimido sistemáticamente a quienes las critican, incluidos activistas, intelectuales, jueces, estudiantes y periodistas; esa represión se ha ejercido mediante detenciones arbitrarias y crímenes de derecho internacional tales como la desaparición forzada, la tortura y otros malos tratos. El caso de Sheikha Latifa es simplemente el ejemplo más público de este clima alarmantemente opresivo.” 

El contenido de los vídeos grabados por Sheikha Latifa es escalofriante, y nos preocupa enormemente la seguridad de la princesa, ya que sus amistades afirman que no se ha tenido ningún contacto con ella en los últimos meses.
Lynn Maalouf, directora regional adjunta para Oriente Medio y el Norte de África

 Información complementaria 

Sheikha Latifa Mohammed bin Rashid Al Maktoum lleva bajo arresto domiciliario algo menos de tres años, después de que intentara huir de su familia. En marzo de 2018 fue secuestrada en el mar frente a las costas de India y devuelta forzosamente a Dubai. 

El 16 de febrero de 2021, la cadena británica BBC emitió un episodio de su programa “Panorama” en el que reprodujo vídeos enviados por Sheikha Latifa a sus amistades desde el lugar donde permanece detenida. En un vídeo se describió a sí misma como “rehén”, diciendo: “Estoy en una mansión, soy rehén, y esta mansión se ha convertido en una cárcel; todas las ventanas están cerradas, no puedo abrir ninguna.”

En noviembre, Emiratos Árabes Unidos reveló una importante reforma de sus códigos penal y civil que, según afirmaba, modernizaría varios elementos vinculados a las leyes sobre la familia y las personas. Estas medidas serían bienvenidas. Sin embargo, Amnistía Internacional revisó los textos jurídicos disponibles y concluyó que no se aplican a las mujeres emiratíes, lo que crea un sistema de dos niveles para el trato de las mujeres.