Turquía: Facebook y otras empresas, “en peligro de convertirse en instrumento de censura del Estado”

Ante el anuncio de Facebook de que va a nombrar un representante local en Turquía en cumplimiento de la nueva y draconiana ley sobre redes sociales, Milena Buyum, responsable de campañas sobre Turquía de Amnistía Internacional, ha declarado:

“En las últimas semanas hemos visto cómo las empresas iban acatado una a una la nueva y draconiana ley que silenciará la disidencia”.

La decisión de Facebook pone a su empresa, y a otras como Google y YouTube, en grave peligro de convertirse en instrumento de censura del Estado.
Milena Buyum, Amnistía Internacional

La decisión de Facebook pone a su empresa, y a otras como Google y YouTube, en grave peligro de convertirse en instrumento de censura del Estado. Debe explicar a sus usuarios de Turquía, y a nuestras organizaciones, qué medidas concretas piensa adoptar para impedir que esto suceda.”

Sarah Clarke, directora del Programa para Europa y Asia Central de ARTICLE 19:

“Pedimos a las empresas de redes sociales que no contribuyan a la censura de contenido online de Turquía ni expongan a sus usuarios al peligro de sufrir detención arbitraria y enjuiciamiento facilitando sus datos privados a las autoridades turcas”.

Pedimos a las empresas de redes sociales que no contribuyan a la censura de contenido online de Turquía
Sarah Clarke, Article 19

Facebook y las demás empresas tecnológicas que empiezan a tener presencia en Turquía deben hacer públicas sin demora las medidas concretas que piensan adoptar para respetar el derecho a la libertad de expresión, dadas las presiones que sin duda van a sufrir por parte de las autoridades y la falta de independencia del poder judicial.”

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Está previsto que mañana entre en vigor la prohibición de publicidad en Turquía para todas las plataformas de redes sociales con más de un millón de usuarios diarios que no hayan cumplido el requisito de establecer una representación en el país. En la práctica, esta prohibición impedirá contratar toda clase de anuncios en estas plataformas, dando lugar a una pérdida considerable de ingresos.

Las empresas tienen la obligación de respetar los derechos humanos adoptando medidas proactivas para no causar ni contribuir a causar abusos contra los derechos humanos, para cesar toda actividad que vean que causa o contribuye a causar tales abusos y para reparar todos los daños que puedan haber causado o contribuido a causar.

Si desean más información sobre la ley sobre redes sociales, consulten https://www.amnesty.org/es/latest/news/2020/07/turkey-draconian-social-media-law-poses-grave-threat-to-freedom-of-expression/

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto, en el tribunal, con: press@amnesty.org stefan.simanowitz@amnesty.org +44 2030365599