Israel y TPO: Retiren los cargos por motivos políticos contra el activista palestino Issa Amro

Mañana está previsto que un juez del tribunal militar israelí de Ofer (Cisjordania ocupada) dicte sentencia en la causa de Issa Amro, destacado activista de derechos humanos palestino que se enfrenta a cargos infundados por motivos políticos debido a su activismo pacífico contra la ocupación militar y los asentamientos ilegales israelíes; algunos de los cargos datan de 2010. Amnistía Internacional teme que se imponga una larga pena de prisión a Issa Amro.

Ante la próxima vista sobre Issa Amro, fijada para el 6 de enero de 2021, Saleh Higazi, director adjunto de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, ha manifestado:

“Las autoridades israelíes deben poner fin a su campaña de persecución contra el activista palestino Issa Amro, destacada voz contra el régimen de discriminación y violaciones sistemáticas de derechos humanos impuesto por Israel a la población palestina de los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), especialmente en Hebrón.

Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente a las autoridades israelíes que retiren todos los cargos formulados contra Issa Amro, al considerar que todos ellos se basan en motivos políticos y están relacionados con su labor pacífica de poner al descubierto las violaciones de derechos humanos cometidas por Israel.

“Las autoridades israelíes deben poner fin a su campaña de persecución contra el activista palestino Issa Amro, destacada voz contra el régimen de discriminación y violaciones sistemáticas de derechos humanos impuesto por Israel a la población palestina de los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), especialmente en Hebrón.
Saleh Higazi

En general, la organización insta a las autoridades israelíes a desistir de sus ataques sistemáticos contra activistas palestinos que alzan la voz y actúan pacíficamente en contra de la prolongada ocupación militar israelí. Tales ataques son un atentado contra el derecho a la libertad de expresión. La comunidad internacional debe actuar ya para poner fin a esta campaña de represión, y trabajar para garantizar a activistas y a defensores y defensoras de los derechos humanos en Israel y los TPO que reciben protección frente a intromisiones arbitrarias en su trabajo.”

Información complementaria

Issa Amro es fundador del grupo Jóvenes contra los Asentamientos en Hebrón. Él y su grupo están comprometidos con el activismo no violento de oposición a los asentamientos ilegales israelíes en Hebrón y a las restricciones discriminatorias impuestas allí a la población palestina por las autoridades israelíes. Issa Amro documenta violaciones de derechos humanos en la ciudad en el contexto de la ocupación militar israelí, organiza protestas pacíficas y proporciona información a personal diplomático, periodistas y otros visitantes sobre los asentamientos, la violencia de los colonos y las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas israelíes. Está sometido continuamente a la acción de las autoridades israelíes y los ataques de los colonos por su labor de derechos humanos.

Issa Amro compareció por primera vez ante un tribunal militar israelí en febrero de 2016, cuando se presentaron contra él 18 cargos, desde “insultos a un soldado” hasta “participación en una marcha sin permiso”. Algunos de los cargos datan de 2010. Issa Amro niega todos los cargos. Los juicios ante tribunales militares israelíes no cumplen las normas internacionales sobre juicios justos.

En la última década, Amnistía Internacional ha documentado un cuadro sistemático de ataques contra defensores y defensoras de derechos humanos y activistas palestinos en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (TPO). La escalada de los actos de intimidación del gobierno israelí, y de los ataques y amenazas por parte de colonos y otros agentes no estatales, crea un entorno cada vez más peligroso para el activismo en Israel y los TPO.

Hebrón es una de las dos ciudades palestinas de los TPO que albergan asentamientos israelíes ilegales. Las autoridades israelíes imponen desde hace tiempo a la población palestina de Hebrón un conjunto de restricciones de circulación graves y profundamente discriminatorias, que equivalen a un castigo colectivo. Las fuerzas israelíes en Hebrón habitualmente no impiden los ataques de colonos contra palestinos y casi nunca hacen rendir cuentas a los responsables.

En septiembre de 2017, Issa Amro fue detenido por las fuerzas de seguridad palestinas por publicar comentarios en Facebook en los que criticaba a las autoridades palestinas de Cisjordania. Posteriormente fue acusado de “alterar el orden público” con arreglo a la Ley de Delitos Electrónicos de Palestina, y de “causar conflicto” e “insultar a las máximas autoridades” en aplicación del Código Penal jordano de 1960, que sigue vigente en Cisjordania. Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente a las autoridades palestinas de Cisjordania que retiren todos los cargos contra Issa Amro.