Etiopía: Al menos un centenar de personas muertas en la última oleada de violencia contra las minorías étnicas

En respuesta al espantoso homicidio de al menos un centenar de personas a manos de atacantes armados en la región etíope de Benishangul -Gumuz la mañana del 23 de diciembre, Netsanet Belay, director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“Este brutal ataque contra los residentes amhara, oromo y shinasha de poblados de Benishangul-Gumuz subraya la urgente necesidad de que el gobierno de Etiopía actúe para detener la violencia contra las minorías étnicas”.

"Amnistía Internacional ha entrevistado por teléfono de forma independiente a cinco supervivientes del ataque y a un funcionario del distrito de Bulen, todos los cuales han descrito la manera en que miembros armados de la comunidad étnica gumuz atacaron casas de personas de las comunidades amhara, oromo y shinasha. El ataque comenzó hacia las cinco de la madrugada de hoy. Los atacantes incendiaron casas y dispararon y apuñalaron a gente.”

“Hasta el momento se ha informado de al menos un centenar de muertes. Puesto que aún no se sabe nada de decenas de personas, y hay casas que siguen en llamas, es probable que la cifra de muertes aumente, y debe llevarse a cabo una investigación independiente sobre este atroz ataque. Los atacantes deben comparecer ante la justicia, y las autoridades etíopes deben dejar claro que este tipo de violencia no se tolerará.”

“Aunque Amnistía Internacional no puede verificar la identidad de los atacantes, este ataque parece ser el más reciente de una serie dirigida contra personas pertenecientes a minorías étnicas en la zona. Desde septiembre de 2020 ha habido oleadas sucesivas de violencia contra los residentes pertenecientes a los grupos étnicos amhara, shinasha, oromo y agew de la región de  Benishangul-Gumuz.”

“En septiembre, unos individuos armados perpetraron múltiples ataques contra residentes de las etnias amhara y agew en la región de  Benishangul; mataron al menos a 45 personas y obligaron a miles a desplazarse. El ataque de hoy se ha producido menos de 24 horas después de que el primer ministro de Etiopía hablara de los esfuerzos que se están haciendo para lograr la seguridad y la reconciliación en la región de Benishangul-Gumuz, unos esfuerzos que se han visto socavados por esta masacre.”

Según la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía, al menos 34 personas amhara y agew murieron a manos de fuerzas armadas gumuz cuando viajaban en autobús por el distrito de Dibate, en la región de Benishangul-Gumuz, en noviembre de 2020. Los atacantes armados se refirieron a las comunidades de minorías étnicas no gumuz como “qey” (literalmente, “rojo”), en una aparente referencia al color claro de su piel.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, estuvo en la localidad de Metekel el 22 de diciembre para hablar con autoridades regionales sobre la manera de resolver la reiterada violencia contra minorías étnicas en la región, unas minorías a las que los miembros de la comunidad étnica gumuz consideran “colonos”.