Amnistía Internacional India suspende su trabajo de defensa de los derechos humanos en India debido a las represalias del gobierno

Ante la medida de congelar las cuentas bancarias de Amnistía Internacional India adoptada por la Dirección de Aplicación de la Ley, órgano investigador del gobierno indio, Julie Verhaar, secretaria general en funciones de Amnistía Internacional, ha manifestado:

“Es una medida lamentable y atroz por parte del gobierno indio, que nos obliga a interrumpir por ahora el trabajo fundamental de Amnistía Internacional India en defensa de los derechos humanos. Pero eso no significa que haya concluido nuestro firme compromiso con la lucha por los derechos humanos en India. Trabajaremos con resolución para determinar la manera de que Amnistía pueda seguir desempeñando su papel dentro del movimiento de derechos humanos en India en los próximos años.

 

El movimiento de Amnistía está muy orgulloso del trabajo esencial desempeñado por sus sobresalientes colegas en India (a pesar de los riesgos que han afrontado), incluidos sus inequívocos llamamientos a que las autoridades rindan cuentas por su actuación en los disturbios de Delhi y en Jammu y Cachemira, y su labor sobre la violencia de género.

 

 

Por desgracia, el gobierno ha respondido a esta importante labor de defensa de las víctimas con tácticas de mano dura con las que la sociedad civil india está cada vez más familiarizada y que forman parte de su ofensiva para acallar las voces críticas y sembrar el miedo.
Julie Verhaar, secretaria general en funciones de Amnistía Internacional

 

 

El personal de Amnistía Internacional India ha demostrado una gran dignidad ante la campaña concertada y cruel de desprestigio basada en denuncias falsas, las redadas practicadas por diversos órganos investigadores, las filtraciones maliciosas a los medios de comunicación y los actos de intimidación que ha sufrido sin que existan indicios de irregularidades con un ápice de verosimilitud. No se ha infringido ninguna ley.

 

Es muy triste que un país de la talla de India —potencia mundial emergente, miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con una Constitución comprometida con los derechos humanos y cuyos movimientos nacionales de derechos humanos han influido en todo el mundo— pretenda con tanto descaro silenciar a quienes reclaman justicia y rendición de cuentas. Un gran número de colegas han perdido su trabajo esta semana debido a las medidas adoptadas por el gobierno indio, pero buscaremos la forma de seguir dándoles apoyo mientras continuamos pidiendo al gobierno que ponga fin a esta vergonzosa represión de quienes defienden los derechos humanos de la población india.

 

Si desean más información sobre la situación, hagan clic aquí.